Los NFT (Tokens No Fungibles) son obras de arte 2.0. Desde los íconos de internet hasta deportistas como Lionel Messi y Pelé tienen su propia colección valuadas en cientos de miles de dólares. Y hay NFT para todos los gustos, hasta para los fanáticos de las piedras. Para ellos existe EtherRock, la variedad de 100 rocas virtuales con un valor de de 300.000 dólares cada una.

Estas piezas funcionan como artículos coleccionables e irreproducibles, al igual que las obras de arte clásicas. Algunas se venden en criptomonedas y otros pueden adquirirse con dinero común y corriente. 

Algunos artículos poco convencionales que se han vendido bajo este formato son el primer tweet de la historia de Twitter o el "amor" de influencer polaca. Otras obras, más complejas, aparecen en la lista de artículos a la venta, como la colección de momentos icónicos de Lionel Messi en el Barcelona y la Selección Argentina

Una piedra vendida en miles de dólares

El creador de EtherRock tuvo la brillante idea de comprar el dibujo de una roca en formato PNG para reversionarlo con sutiles cambios de colores, creando una colección de 100 rocas casi idénticas que se comercializan desde 2017.

Las mismas se venden con la moneda Ethereum (ETH), la cual actualmente tiene un valor de 3.066 dólares por unidad.

No hay razón aparente por la cual las piezas casi idénticas tengan distintos precios, pero los mismos oscilan entre 90 y 103 ETH en la actualidad. Es decir, entre 276.000 y 317.000 dólares.

Todas las piezas han sido vendidas al menos una vez y revendidas a distintos valores. Sin embargo, el elevado valor de estas tuvo un incremento abrupto en las últimas semanas.

Explosión de EtherRock

Gary Vaynerchuk, un experto en criptografía, tuiteó hace dos semanas sobre este proyecto de NFT. El código subyacente se desarrolló en 2017, pero no había tenido mucha acción desde entonces. Sin embargo, la mención del especialista significó un fuerte resurgimiento de la plataforma.

De las 761 transacciones realizadas en total por EtherRock, 581 han ocurrido en las últimas dos semanas gracias al comentario de Vaynerchuk. El precio más alto pagado hasta el momento por una de estas piezas es 96 ETH (294.378 dólares)

Lo que le da el valor, en cierto sentido, a estas piezas es lo simbólico de tener la pieza original, ya que los NFT llevan una especie de firma digital que los hace irreproducibles. Al igual que las obras de arte clásicas, como la Mona Lisa o La Noche Estrellada, se pueden hacer réplicas fácilmente, pero ninguna será idéntica a la original ni tendrá su mismo valor.