El Tribunal de Casación bonaerense rechazó un pedido de revisión de la pena que había sido presentado por la defensa de los tres policías condenados a prisión perpetua por el secuestro, violación y asesinato de la adolescente Natalia Melmann, cometido en febrero de 2001 en la localidad de Miramar, por lo que seguirán detenidos, informaron ayer fuentes judiciales.

La Sala 3 del tribunal provincial desestimó el planteo presentado en febrero último por la abogada Patricia Perelló, para que fuera anulada la sentencia a prisión perpetua de Ricardo Suárez, Óscar Echenique y Ricardo Anselmini, y fueran puestos en libertad.

En su resolución, firmada por unanimidad, los magistrados Carlos Natiello, Martín Ordoqui y Luis María Mancini desestimaron las pruebas que Perelló había presentado como nuevas para fundamentar su pedido de quedar en libertad.

En línea con el rechazo planteado por el fi scal ante el tribunal, Carlos Altune, los jueces señalaron que la defensa no aportó elementos nuevos “para desmoronar la categórica y contundente prueba valorada en su conjunto oportunamente”. De ese modo, Suárez, Echenique y Anselmini, condenados en septiembre de 2002 a prisión perpetua seguirán presos.