Científicos identificaron una nueva cepa de coronavirus (Covid-19) de origen español que surgió durante este último verano y se propaga por diferentes países europeos, según publicó el sitio de "preprints" medRxiv.

La nueva cepa del  SARS-CoV-2 llamada 20A.EU1 surgió de una investigación desarrollada conjuntamente por científicos de la Universidad de Basilea y del consorcio SeqCovid, liderado por el CSIC, la cuál reveló cómo esta variante difiere de las secuencias ancestrales del coronavirus en seis o más posiciones e incluye mutaciones en la proteína del núcleo o en la spike, que es precisamente la encargada de conectar con los receptores de las células humanas para producir la infección, según informó el sitio Redacción Médica.

"Fuera de España la frecuencia de esta variante aumentó desde valores muy bajos antes del 15 de julio al 40-70% en Suiza, Irlanda y el Reino Unido en septiembre", explican en la investigación, donde también aseguran como se expandió en diferentes países de Europa como Noruega, Letonia, los Países Bajos y Francia.

Sin embargo, se trata solo de una hipótesis, ya que según comentan en el estudio no tienen evidencia científica que respalde esta teoría. Tampoco aseguran que esta cepa tenga una mayor capacidad de contagio o que sea más letal que las anteriores. Por tal motivo, apuntan a al altos números de contagios como uno de los principales motivos de su propragación. 

“Actualmente, tanto esta variante como la 20A.EU2 protagonizan la mayoría de nuevas secuencias halladas en Europa” aseguran los investigadores. De esta manera, estas nuevas mutaciones de la proteína del núcleo o spike se están imponiendo a las anteriores.

Y explicaron: “Aunque es dominante en algunos países, la 20A.EU1 no se ha impuesto en todas partes y diversas variantes de SARS-CoV-2 continúan circulando por Europa”.