El anuncio de una nueva extensión de la cuarentena por coronvirus en el país, sigue sumando requisitos para garantizar la circulación única de los trabajadores esenciales en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). El ministro de Transporte, Mario Meoni, adelantó que el bloqueo de la tarjeta "debería ser posterior" en caso de un viaje sin autorización, para que "por razones de fuerza mayor se pueda volver a usar".

Si bien el funcionario nacional admitió que "aún está en discusión" cómo se dispondrá el bloqueo de la SUBE, el objetivo de la Casa Rosada, junto con la gobernación de la provincia de Buenos Aires y las autoridades porteñas, es sancionar a quienes violen el aislamiento preventivo dispuesto hasta el 17 de julio. 

"Tecnológicamente en los próximos días podemos contar con una herramienta de esas características. Lo que estamos discutiendo es si se bloquean automáticamente o se bloquean post uso", explicó Meoni en diálogo con Radio Mitre. 

Además, el jefe de la cartera de transporte indicó: "particularmente, yo creo que hay que dejar libradas las tarjetas y en todo caso que haya un bloqueo posterior temporario, de manera tal que si se da una situación de fuerza mayor esa persona la puede utilizar".

"Hoy estamos entre 900.000 y 1.000.000 de pasajeros por día en los distintos transportes públicos, y con estas medidas queremos reducir esas cifras a 600 o 700 mil por día, de modo de bajar la circulación de entre 200 o 300 mil personas", detalló el fucionario. 

En este sentido, sañaló que se reforzarán los controles en colectivos y en vehículos particulares, "sobre todos en los 29 puntos de acceso a la ciudad".

"Ya venimos con controles más estrictos desde hace 10 días, y vamos a mantener la cantidad efectivos, con un acceso único de pasajeros, por lo que nadie pasará sin ser controlado, además de hacerlos también sobre los vagones", resaltó.