La Jefatura de Gabinete exceptuó del cumplimento del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus, a un nuevo listado de actividades en la provincia de La Pampa, Ciudad de Buenos Aires y partidos de la Provincia. 

A través de la decisión administrativa 1738, el territorio porteño avanzó con la obtención de permisos en 4 rubros que se encontraban en suspenso desde marzo. 

Así la gastronomía al aire libre (en espacios, públicos o de los propios establecimientos), celebraciones de culto presenciales -hasta 20 personas-, atención en consulta ambulatoria programada, tratamiento ambulatorio para rehabilitación de personas con discapacidad y guardias administrativas con atención al público en escuelas de gestión privada y universidades; volverán a funcionar bajo estricto protocolo sanitario.

El documento publicado este miércoles en el Boletín Oficial también otorga habilitaciones de 4 actividades en la Provincia de Buenos Aires, sin embargo deberán sortear con el sistema de fases local para su aplicación definitiva.

De esta manera, la musicoterapia; construcción privada únicamente de viviendas unifamiliares (no edificios) y obras para mitigación de riesgos, submuraciones y excavaciones que entrañen peligro propio o para propiedades linderas; producción y/o grabación de contenido para transmisión y/o reproducción a través de medios digitales y/o plataformas web (“streaming”); y visitas familiares a cementerios, retoman en el territorio bonaerense. 

Finalmente La Pampa completa las habilitaciones de la Casa Rosada: "Exceptúase de las prohibiciones dispuestas del Decreto N° 754/20 y en los términos de la presente decisión administrativa, a las actividades deportivas con oposición con un máximo de hasta DIEZ (10) deportistas, a realizarse en espacios abiertos o cerrados que estén ventilados naturalmente", señala la normativa firmada por el ministro de Salud, Ginés González García, y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. 

Cada uno de las nuevas excepciones deberán cumplir con los protocolos sanitarios para su desarrollo, mientras que para las personas afectadas "se deberá garantizar la organización de turnos, si correspondiere, y los modos de trabajo y de traslado".