El Gobierno oficializó la declaración de interés público a los servicios de las tecnologías de la Información y las comunicaciones (Tic), junto al acceso a las redes de telecomunicaciones.

A través del decreto 690/2020 la medida que había sido anunciada por el presidente Alberto Fernández a través de redes sociales, modifica la Ley 27.078 de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones sancionada en 2014, por lo que se crea un nuevo esquema de alcance regulatorio sobre los prestadores de servicio de TV por cable, internet y telefonía móvil, y que estará a cargo del Ente Nacional de Comunicaciones ( Enacom).

"Los precios de los servicios públicos esenciales y estratégicos de las TIC en competencia, los de los prestados en función del Servicio Universal y los de aquellos que determine la autoridad de aplicación por razones de interés público, serán regulados por esta autoridad", indica el texto oficial. 

En el mismo sentido, la normativa publicada este sábado, puntualiza que será la Enacom quien deba establecer el "mínimo de la prestación básica universal obligatoria", para garantizar así "condiciones de igualdad".

Además, con la modificación del artículo 3° se incorporan como servicio público, la telefonía móvil en todas sus modalidades, cuyos precios también "serán regulados por la autoridad de aplicación".

Finalmente, se oficializa la suspensión, en el marco de la emergencia ampliada por el Decreto N° 260/20, de "cualquier aumento de precios o modificación" de las tarifas, establecidos o anunciados desde el 31 de julio y hasta el 31 de diciembre de 2020 por los licenciatarios TIC", incluyendo los servicios de radiodifusión por suscripción mediante vinculo físico o radioeléctrico y los correspondientes al servicio de telefonía fija o móvil, en cualquiera de sus modalidades.