El Servicio Meteorológico Nacional anunció alerta roja por las temperaturas extremas en zonas de 12 provincias de la Argentina. El mapa cargado en la página oficial muestra los niveles de precaución por altas temperaturas en las provincias, y, mientras en una parte hay alerta amarilla y naranja, en varios sectores del centro y norte del país las temperaturas serán muy altas y se deberán tomar medidas preventivas. 

Temperaturas extremas y significado de cada color 

Nivel rojo: efecto alto a extremo en la salud.  Muy peligrosas. Pueden afectar a todas las personas, incluso a las saludables.

Nivel naranja: efecto moderado a alto en la salud. Pueden ser muy peligrosas, especialmente para los grupos de riesgo.

Nivel amarillo: efecto leve a moderado en la salud. Pueden ser peligrosas, sobre todo para los grupos de riesgo, como bebés y niños pequeños, mayores de 65 años y personas con enfermedades crónicas.

Nivel verde: sin efecto sobre la salud. Sin peligro sobre la salud de la población.

Las provincias con nivel rojo en todo su territorio son La Pampa, San Juan, Catamarca y Tucumán. Otras provincias tienen alerta roja sólo en ciertas zonas: Neuquén, Río Negro, Mendoza, San Luis, Córdoba, La Rioja, Jujuy y Entre Ríos.

Ola de calor y temperaturas extremas 

Un evento denominado con temperaturas extremas, refiere a un período en el que se espera que se registren valores de temperatura que pueden poner en peligro la salud de las personas. Luego de realizar una serie de estudios interdisciplinarios en Argentina, se encontró que había ciertos valores umbrales de temperaturas a partir de los cuales aumentaba la morbilidad y la mortalidad de las personas.

Cómo evitar un golpe de calor 

Las recomendaciones para este tipo de eventos son indicadas por los organismos de salud. Reseñamos a continuación algunas de ellas y sugerimos remitirse a la información oficial.

  • Aumentar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada.

  • No exponerse al sol en exceso, ni en horas centrales del día (entre las 11 y las 17 horas).

  • Evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas.

  • Evitar comidas muy abundantes

  • Ingerir verduras y frutas.

  • Reducir la actividad física.

  • Usar ropa ligera, holgada y de colores claros; sombrero, anteojos oscuros.

  • Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.

  • Recordar que no existe un tratamiento farmacológico contra el Golpe de Calor y sólo los métodos clásicos, citados arriba, pueden prevenirlo y contrarrestarlo.

Qué hacer ante un golpe de calor

Ante sed intensa y sequedad en la boca, temperatura mayor a 39º C, sudoración excesiva, sensación de calor sofocante, piel seca, agotamiento, mareos o desmayo, dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos, dolores de cabeza, entre otros, se deberá actuar de la siguiente manera:

  • Solicitar de inmediato asistencia médica.
  • Trasladar a la persona afectada a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo.
  • Intentar refrescarla, mojarle la ropa y darle de beber agua fresca