Más de 600 agentes de seguridad vial, con 235 móviles y 95 alcoholímetros realizarán controles a conductores de vehículos particulares y micros de larga distancia en 300 puntos del país, como parte del operativo "Viajá Seguro" dispuesto por el ministerio de Transporte. Este importante procedimiento se realiza en base al incremento en la circulación en las rutas por los festejos de Nochebuena y Navidad, se informó hoy de manera oficial.

El operativo se efectuará a través de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) y la Junta de Seguridad en el Transporte (JST). Los dos objetivos centrales serán fiscalizar y concientizar sobre el uso del cinturón de seguridad y el no consumo de alcohol al conducir.

"Con estos controles buscamos generar conciencia y aportar a un cambio en la cultura del manejo", aseguró el ministro Alexis Guerrera. "Tenemos un Estado presente que impulsa acciones concretas para garantizar la seguridad en la circulación de todos los argentinos y las argentinas, reforzando la importancia del uso del cinturón de seguridad en los autos y en los micros de larga distancia, evitando el consumo de alcohol al momento de conducir y haciendo cumplir las normas. El objetivo final es salvar vidas", remarcó.

La cartera de Transporte explicó que "el principal objetivo es garantizar un viaje seguro a cada persona que se movilice por la Argentina, a través de la fiscalización de documentación de las y los conductores, grado de alcoholemia en sangre, uso del cinturón de seguridad".

Además, habrá postas de control exclusivas de uso de Retención Infantil (SRI), en donde los agentes supervisarán la manera de trasladar a los niños y niñas en la ruta y se instruirá a los adultos a cargo respecto de la forma segura y adecuada de hacerlo.

Operativo Viajá Seguro verano 2022

El refuerzo de controles dispuesto para las celebraciones de Navidad se enmarca en el operativo "Viajá Seguro", que fue lanzado por el Ministerio de Transporte el 15 de diciembre y que se extenderá durante toda la temporada de verano (hasta mediados de marzo).

Se realizarán medidas de control y prevención en las rutas de todo el país, con el fin de "promover mayor seguridad vial a través de la concientización del uso de cinturón de seguridad en autos particulares y el transporte de pasajeros de larga distancia, reducir los casos de siniestros fatales por la falta de uso de cinturón de seguridad y fomentar que no se consuma alcohol al conducir".

El operativo desplegará más de 950 agentes en 77 bases operativas, 400 móviles, 40 motos, 195 alcoholímetros, 40 radares, 60 alómetros, 12 drones y 100 nuevas torres de vigilancia.

Además, se incorporan 394 PDA, celulares que recopilan información en bases de datos y sistemas de manera inmediata, permitiendo reducir a más de la mitad el tiempo que demanda una fiscalización, según se explicó.