El gobierno bonaerense inmunizó ayer a 700 personas en el primer día de la vacunación “casa por casa” en los municipios de San Miguel, San Isidro, Lanús y La Matanza. Las autoridades explicaron que el propósito es "eliminar obstáculos para que todas las personas que por distintos motivos no lograron todavía vacunarse, puedan recibir su dosis".

Los vacunatorios móviles comenzaron a funcionar este miércoles en la provincia de Buenos Aires en esos municipios. En ellos, los promotores de salud recorrieron los barrios invitando a los vecinos a recibir la vacuna y los inscriben en el sistema para que luego sean convocados para la segunda dosis.

En el marco del operativo, el ministro de Salud, Nicolás Kreplak, posteó en redes sociales un ejemplo de ello: "Alejandro es mecánico de Villa Caraza en Lanús. No se había vacunado porque dejar de trabajar para ir a hacerlo le insumía tiempo que era dinero para él".

En un tono similar, el ex ministro de Salud y precandidato a diputado nacional del Frente de Todos, Daniel Gollan, reflejó una situación parecida: "Arnaldo corta el pasto en Lanús y no había tenido los recursos para poder ir a vacunarse. Ayer llegaron los vacunatorios móviles de la Provincia a su barrio y recibió la primera dosis", posteó en su cuenta oficial de Twitter.

Por último, la directora de Salud comunitaria, Noelia López, agregó que desde el gobierno bonaerense buscan “acompañar a la gente para desarmar los miedos que tenga, transmitir confianza y claridad en la vacunación, sabiendo que la vacunación es un acto solidario".

De acuerdo al Monitor Público de Vacunación, hasta este jueves 19 de agosto, se aplicaron 14.148.323 vacunas en el distrito bonaerense. De este total, 10.409.734 fueron primeras dosis, mientras que 3.738.589 fueron segundas dosis.