Ya no hay brindis grupales, ni mesas afuera ni barras colmadas de clientes eligiendo su próxima pinta. El efervescente rubro de las cervecerías artesanales es uno de los más castigados por el freno de la actividad provocado por la pandemia. Para amortiguar el efecto del aislamiento, empezaron a lanzar acciones que interpelan a su público habitual.

Hay varias formas para apoyar a tu cervecería preferida en estos momentos. Compras futuras, membresías anuales y, en algunos casos, venta directa o a través de supermercados en latas o botellas son algunas de las estrategias elegidas por las marcas.

"El sector está formado por las fábricas y los bares: los dos rubros están complicados", explica Lucas Lico, socio fundador de Grunge Brewing Company y ex presidente de la Cámara de Cerveceros Artesanales de Argentina, que representa el 80% de la producción. Según puntualiza, las primeras están paradas prácticamente al 100%, sólo venden producto que ya tienen elaborado en botella o lata que no es más 10% de facturación, y los bares están cerrados en su mayoría, apenas algunos mantienen delivery de comida. Desde la cámara se están realizando sondeos para evaluar el impacto de este freno y se mantienen reuniones con autoridades nacionales en busca de ayudas como créditos a tasa favorable para asistir al sector que involucra a casi 7.000 empleos directos en fábricas y el triple o cuádrupe en los bares, según estima Lico. Mientras tanto, se lanzaron algunas acciones ingeniosas.

Una de las propuestas que más llamó la atención y se replicó en varios locales es la de comprar ahora con promoción, para consumir después. Una iniciativa que también está surgiendo en otros sectores como forma de apoyo.

Promoviendo la prudencia y conciencia social, Growlers cerró temporalmente sus puertas y se unió a la campaña #CompraFuturaParaSalvarAPymes. El bar propone comprar anticipadamente dos cervezas a $150 y canjearlas en el local desde su reapertura hasta fin de año. Se abonan a través de Mercado Pago con un código QR publicado en su Instagram @growlerscc y se podrán disfrutar en cualquiera de sus locales (Belgrano, Caballito, Recoleta y Palermo) cuando sus puertas vuelvan a abrir.

“Surgió como una alternativa de creatividad dentro de la crisis, como nos tiene acostumbrado este país. Los clientes confían en los lugares que van habitualmente y son momentos en los que tienen oportunidad de aportar su granito de arena para que sigan manteniéndose. Se basa en un acto de mutua conveniencia, ya que la pyme obtiene un ingreso en un momento de cuarentena total, y el cliente obtiene un gran beneficio adquiriendo a mitad de precio o menos ciertos productos”, explica Manuel Migaraya, socio de Growlers. Según afirmó, las ventas cayeron realmente a cero ya que estan cerrados por completo. “Tenemos en cuenta es que es una contingencia que hay que pensarla hasta agosto-septiembre mínimo, debido a las condiciones de salud, economía y clima de Argentina en los meses venideros”, agrega.

Desarmadero Bar también lanzó una campaña similar: #LaPróximaBirra. Los clientes pueden comprar una cerveza hoy, y disfrutar de dos birras en el local, en el momento en el que finalice la cuarentena. Funciona también con código QR, que servirá de identificación al momento del canje de las birras. “Con esta iniciativa, Desarmadero busca el apoyo de los clientes y del barrio en medio de esta crisis mundial, invitándolos a colaborar hoy para continuar disfrutando de los servicios de este local cuando todo vuelva a la normalidad. Se une a esta iniciativa implementada por muchos locales a nivel mundial para apoyar a los comercios y así poder seguir brindando diversión a todos aquellos amantes de la cerveza”, indican desde la empresa.

Es que este tipo de campañas se vieron semanas atrás en España en bares y restaurantes ante el avance de la pandemia. Otra de las marcas que la adoptó a nivel local es 70 30 Beer House. La empresa, que también cerró sus puertas en el marco de la normativa, para proteger a sus empleados y trabajadores, ofrece: 2 pintas por $160 (por sus 40 canillas sirven más de 25 estilos de destacadas microcervecerías nacionales), cualquiera de las hamburguesas de la carta a $250 o la entraña -especialidad de la casa-, las bbq ribs, una porción de papas fritas más dos pintas o una tabla de picada para dos personas, cada opción a $350.

La compra futura no es la única estrategia. En Growlers, habilitaron además la opción de membresía por sucursal, con un valor especial de $1.500, por única vez a través de Mercado Pago, que incluye una pinta por día durante todo el 2020, un growler (clásico botellón) de 1,9 litros y dos pintas, una gorra y una remera de la marca, todo a ser disfrutado luego de la cuarentena.

La venta directa o a través de alguna plataforma o las redes sociales de cerveza envasada es una opción que algunos, los que están en condiciones, empezaron a aprovechar. Grunge justo había empezado a enlatar antes de que se desatara el aislamiento obligatorio. Ahora empezará la venta directa al cliente. Sin embargo, Lico explica que quizás no todos pueden enlatar ahora porque no hay liquidez para la inversión que demanda.

Unas pocas marcas venden también en el canal de los supermercados. Es el caso de la legendaria cervecería cordobesa Peñón del Águila, además esta semana puso a disposición una tienda virtual para la adquisición de su línea de cervezas en formato de lata.

“Por suerte el público está dandonos su apoyo en lo posible”, destaca Lico. Iniciativas, oportunidades y el deseo compartido de clientes y cerveceros de que se pase la pandemia para volver a brindar.

Más notas de

Paula Boente

Tres preguntas a un especialista sobre el lanzamiento de la Crew Dragon

Tres preguntas a un especialista sobre el lanzamiento de la Crew Dragon

Vacaciones post pandemia: soñar con volver a viajar

Vacaciones post pandemia: soñar con volver a viajar

Volvió Homecoming, sin Julia Roberts pero con el mismo estilo de thriller conspiranoico

Volvió Homecoming, sin Julia Roberts pero con el mismo estilo de thriller conspiranoico

Little Fires Everywhere: madres, hijos y todo ese fuego interior

Little Fires Everywhere: madres, hijos y todo ese fuego interior

El gran salto: el comercio electrónico acelera su avance por la pandemia

El gran salto: el comercio electrónico acelera su avance por la pandemia

Montaña rusa emocional: consumidores en pandemia

Corona virus panic buying, vector flat illustration

Gastronomía colonial para celebrar el 25 de mayo

Gastronomía colonial para celebrar el 25 de mayo

Qué es la tubaína, la bebida con la que Bolsonaro se burla del coronavirus

Tubaina no saquinho, una de las alternativas para beber la gaseosa que, según Bolsonaro, toma el que es de izquierda para combatir el coronavirus

A pesar de la cuarentena, la búsqueda laboral no se detuvo

A pesar de la cuarentena, la búsqueda laboral no se detuvo

La Generación Covid y el futuro del trabajo

La Generación Covid y el futuro del trabajo