Cerca de 400 personas vivieron una noche de pánico cuando el Buquebus en el que viajaban quedó retenido en el puerto de Buenos Aires: un pasajero fue a advertirle al capitán que estaba infectado con coronavirus y comenzó un operativo sanitario que duró varias horas durante la madrugada.

Se trata de un joven de 23 años que había viajado a Europa y había sido diagnosticado en el Hospital de Clínicas de Montevideo, Uruguay. Pero, según trascendió, el hombre se habría escapado y subido al barco que realizaba el trayecto de Colonia a Buenos Aires.

El buque partió a las 18.30 de la ciudad uruguaya y, antes de llegar a puerto argentino, Sanidad y Frontera del país vecino dio aviso a las autoridades. Cuando la embarcación terminó su viaje, a las 19:30, comenzó el extenso operativo de sanidad con presencia de 10 ambulancias del SAME.

El titular de ese servicio de emergencias, Alberto Crescenti, indicó en diálogo con TN que llegaron con "equipos de epidemiología para controlar a los pacientes y separar a aquellos que no tengan síntomas".

No obstante, los casi 400 pasajeros fueron notificados sobre su imposibilidad de retirarse y muchos mostraron resistencia.

Luego, fueron trasladados en micros a un hotel de la zona donde cumplirán la cuarentena en tanto que el joven supuestamente infectado fue derivado a un centro médico.