El ministro de Trabajo Claudio Moroni y el titular de la Anses, Alejandro Vanoli, señalaron que uno de los requisito es no tener un patrimonio importante ni tener renta financiera, para poder recibir el bono de $10.000 otorgado por el Gobierno para los más vulnerables, como ayuda para paliar la crisis por el coronavirus.

Por ese motivo, si la persona cumple con todos los requisitos, pero supera cierto patrimonio no recibirá el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Tampoco cobrará el IFE si en el grupo familiar hay un trabajador o un jubilado, que reciben haberes.

El decreto describe que “en forma previa al otorgamiento de la prestación, realizará evaluaciones socioeconómicas y patrimoniales sobre la base de criterios objetivos que fije la reglamentación, con el fin de corroborar la situación de real necesidad del individuo y de su grupo familiar”.

Quienes soliciten el bono extraoridinario, deberán ser previamente evaluados con los registros de la Anses, AFIP, sistema bancario, Registro de la Propiedad y Automotor.