La Asociación Trabajadores del Estado ( ATE) anunció un paro de enfermeros para el 1 de octubre en repudio a las agresiones que sufrieron los trabajadores sanitarios este lunes en la puerta de la Legislatura porteña. 

"Todas las organizaciones que estuvieron presentes el 21 de septiembre en la represión adhieren al plan de lucha, porque no se puede tolerar que los compañeros que estuvieron en la primera fila contra el coronavirus se los trate de esa manera y, además, no hubo ninguna respuesta a sus reclamos”, subrayó el delegado gremial y médico bioquímico del Hospital Garraham, Gustavo Lerer, a C5N. 

El represente de ATE enfatizó en que "los enfermeros son profesionales y están pidiendo estar dentro de la Ley 6025", demanda que también incluye a los técnicos de rayos e instrumentadores quirúrgicos.

"Ahora se junta el descontento por la represión con el tema del salario que en la paritaria de estatales que nos propusieron un 15% que no llega a cubrir la inflación de este año, es prácticamente una burla", cuestionó Lerer. 

En relación a cómo se llevará a cabo el plan de lucha, el integrante del hospital porteño amplió: "El martes 29 de septiembre vamos a realizar asambleas para organizarnos bien porque esto tiene que ser el inicio".

En la misma línea, lamentó el trato diferencial en los reclamos de la Policía Bonaerense con los trabajadores de la salud: "La policía hizo una manifestación armada y le dieron lo que pidieron, y después le pegan a nuestros compañeros", fustigó. 

"Nosotros trabajamos las 24 horas, todos los que no quieren participar de la movida puede atender pacientes al igual que los jefes, pero creemos que va a ser muy masivo", vaticinó el delegado gremial.

Y sentenció: "Estamos dispuestos al diálogo pero no que nos tomen el pelo. Hace 2 años que estamos discutiendo que las enfermeras son profesionales, y se están muriendo compañeros por atender a la gente afectada por el coronavirus, pero cuando vas (a discutir la paritaria) te ofrecen el 15%, ¿qué diálogo es ese?".