Un bailarín de 31 años que hace seis meses sufrió la amputación de una de sus piernas al caer de su moto volvió a lucirse el escenario de la Fiesta de la Vendimia de General Alvear, en el sur de Mendoza.

"Fue un privilegio, sentí una emoción muy grande", relató a la prensa Ángel Barzola (31) al describir la sensación de volver a subirse a un escenario tras el accidente ocurrido a mediados del año pasado, cuando circulaba en su motocicleta, que le costó la pérdida de una pierna.

Sin embargo este domingo volvió a bailar en la Fiesta Vendimial de Los Compartos, donde el libreto del show musical trató de la vida del joven, que ahora sueña con tener una pierna ortopédica que lo ayude a seguir con la danza.

En búsqueda de ese regreso al baile, Barzola ya se puso en contacto con otras personas que han sufrido accidentes similares.

"Sé que hay una pierna ortopédica que es especial para bailar, me puse en contacto con otros bailarines de otras danzas y ellos la utilizan", dijo entusiasmado.

Si la consigue, señaló, "sería el primer bailarín argentino de folclore con una pierna de este tipo".