Un buque español fue capturado por la Prefectura Naval cuando operaba ilegalmente en la zona económica exclusiva argentina frente a la costa de Comodoro Rivadavia, con una carga de más de 320 toneladas de pescado.

El pesquero, identificado como Playa Pesmar Uno, con más de 63 metros de eslora, 12,50 metros de manga y 44 tripulantes, había zarpado el 11 de enero último de Montevideo, Uruguay.

"Se estimó que la cantidad de pescado fresco almacenado superaba las 320 toneladas y estaba valuado en una suma millonaria", informó Seguridad en un comunicado.

El navío fue hallado cuando operaba en la zona económica exclusiva argentina (Zeea), que cuenta con especial protección para los recursos pesqueros, e interceptado por el guardacostas GC 27 Fique, desde donde le ordenaron por radio al capitán detener la navegación y no levantar la red que tenía desplegada en el mar.

Luego de que el capitán acatara la orden, los prefectos abordaron el buque junto a miembros de la Agrupación Albatros y un inspector de la Dirección Nacional de Pesca.