Pese a la lluvia y al frío, militantes a favor y en contra de la legalización del aborto permanecían esta tarde en las inmediaciones del Congreso Nacional para vivir de cerca y con atención la votación de la iniciativa.

Identificados con los colores verde y celeste, integrantes de ambos sectores mantenían el acampe que habían iniciado en la Plaza del Congreso en la noche de este martes con la intención de mantener la presión sobre los senadores.

El frío y la lluvia, que luego cedió, no lograron espantar a los militantes, que estuvieron concentrados en dos sectores claramente delimitados con vallas y presencia policial: aquellos que están a favor de la legalización del aborto permanecen a lo largo de la Avenida Callao, desde Corrientes hasta Rivadavia; mientras que los grupos denominados "provida" se ubican desde la Avenida Hipólito Yrigoyen hacia el sur hasta Belgrano.

"Espero que nos escuchen. Las calles no se llenan por nada.
Ojalá que el Senado nos escuche", plantea Pilar, de 24 años y estudiante de Ciencias Veterinarias de la Universidad de Buenos Aires (UBA), luciendo el ya característico pañuelo verde.

Entre estudiantes universitarias y de secundario, no pasa desapercibida Alicia Schejter, una de aquellas pioneras que en 1987 empezó a militar el lema "Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir".

 

 

Peinando canas, la mujer reconoce en diálogo con NA su sorpresa ante la multitudinaria presencia, principalmente de jóvenes: "La verdad es que nunca creímos que esto iba a pasar. Es increíble que las chicas más jóvenes lo hayan tomado como propio y se hayan sumado a esta lucha".

Así como hace 30 años estaba en la misma zona repartiendo folletos junto a cuatro mujeres en la esquina de la Confitería El Molino, este miércoles 8 de agosto de 2018 Schejter compara aquellos tiempos con esta actualidad en la que las mujeres han ganado protagonismo.

"Esto que vivimos hoy realmente es una sorpresa. Cuando empezamos en 1987 íbamos una vez por semana a volantear; luego vino la Campaña (Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito) en 2005; y ahora esta explosión que arrancó el 13 de junio", agrega, visiblemente emocionada, esta enfermera jubilada, que -cuenta- nunca quiso practicar un aborto porque desde que empezó su tarea la lucha fue para legalizar la práctica.

En el bando celeste, en tanto, ya estaba en marcha el festival con bandas en vivo y relatos testimoniales: instalaron carpas donde se desarrollarán paneles, charlas y ecografías en vivo, y se ubicaron dos pantallas gigantes en las esquinas de Entre Ríos con Yrigoyen y con Alsina para que los manifestantes puedan seguir la sesión.

"Esperemos que se rechace porque los votos están. Esperemos que nos escuchen y que vean toda la gente que se movilizó de todo el país", señaló a NA Juliana Sierra de la Unidad Provida, delegación Salta.

 

Y agregó: "Creemos que el planteó tiene que pasar por otro lado. Se tiene que hacer otro planteo. La solución no es el aborto. Que se cumpla la educación sexual integral, pero también la educación. Creo que la educación es lamentable y por eso se llega a situaciones extremas".

A las 18:00 será el acto central en el escenario montado en Hipólito Yrigoyen y Entre Ríos, y después se invitará a los simpatizantes de la causa "por las dos vidas" a "quedarse hasta la votación": se les pidió que concurran a las calles con los pañuelos, "mate, guitarra y abrigo".