El Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) solicitó este miércoles que los programas televisivos limiten la cantidad de personas invitadas al piso para contribuir al aislamiento por la pandemia del Covid-19.

De acuerdo a la nueva normativa, y según lo comunicó el ENACOM en su página oficial, sólo podrán ir como invitados, con las medidas sanitarias adecuadas, profesionales de la salud y funcionarios públicos en el ámbito de sus competencias, de manera excepcional y siempre que ello resulte imprescindible para informar a la ciudadanía.

Además, el ENACOM señaló que sólo podrán concurrir a los estudios de los diferentes medios de comunicación la dotación mínima de personal afectado para la continuidad de las emisiones.

"Estas consideraciones apuntan a colaborar con el objetivo de restringir al máximo la circulación de personas a fin de reducir los riesgos de quienes cumplen tareas esenciales para el buen funcionamiento de los medios y su programación", explicó el Ente en el comunicado.

Agregó que "los recursos tecnológicos actuales hacen posible que muchas de estas notas y entrevistas se realicen por Internet, evitando el desplazamiento y la concurrencia a las empresas de comunicación".

Si bien en varios medios lo han implementado, hay programas, según dice el comunicado, en los que sus conductores no contemplan un distanciamiento mínimo ni observan las consideraciones respecto a la cantidad de personas en el piso, "lo que puede poner en riesgo su salud y la de los invitados".

Tras darse a conocer la resolución del Ente, la que generó polémica ya que dichas medidas fueron consideradas como una imposición por algunos medios, Claudio Ambrosini, presidente del ENACOM, explicó: "Hacemos una recomendación. No prohibimos ni nada por el estilo. No le estoy prohibiendo al canal ni a la radio. Solo digo que algunos programas no guardan la distancia reglamentaria".

En este mismo contexto, en diálogo con radio Rivadavia, Ambrosini dijo que iba a revisar la resolución que él firmó para que se entienda que las medidas "son una recomendación" que se hace para prevenir el contagio del coronavirus.

"Voy a rever el documento. No queremos prohibir, sino recomendar. No queremos atentar contra la libertad de expresión", sostuvo el funcionario que señaló además que si había "algo mal con el comunicado, lo vamos a rectificar".