Se llama Plague Inc. o Plaga Inc. Es un videojuego de estrategia desarrollado por Ndemic Creations en 2012 y, aunque no es nuevo, con el coronavirus se puso de moda en China y despierta la curiosidad en gamers de todo el mundo.

Ya registra millones de descargas tanto en Android como en iOS, y se convirtió en la aplicación de pago más descargada en la App Store china.

La comparación entre la alarmante pandemia real y la interfaz del juego es inevitable e inquietante. La propuesta es crear un patógeno, al que se lo bautiza con un nombre, y extinguir a toda la humanidad haciendo que se expanda, mute y sea resistente a los intentos de frenarlo por parte de la población. En un mapa, los players observan en todo momento cómo evoluciona la infección que ellos mismos generaron.

Mientras tanto, en el Coronavirus no es un juego. La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la emergencia global por este mal que registró sus primeros casos en China y ya cuenta más de 17000 contagiados. Se confirmó la primera muerte fuera de ese país, en Filipinas. En los aeropuertos de las principales ciudades del planeta, incluido Ezeiza, no es raro ver a empleados y pasajeros con barbijo. En medio de la paranoia y la ansiedad por la información, son muchos los que siguen los mapas actualizados con el número de casos. Un planisferio no muy diferente al de La plaga.

No es la primera vez que este videojuego despierta furor ante la aparición de una pandemia. Algo similar ocurrió cuando se desató el Ébola.

Los jugadores de Plague Inc. eligen siete tipos de epidemias: bacteria, virus, hongo, parásito, prión, nanovirus y bioarma. Luego definen un país en el que empezar a extender el patógeno creado. A medida que va creciendo se consiguen puntos que sirven para delimitar cómo queremos transmitir la enfermedad: a través de aves, por aire, por sangre. El virus puede mutar y generar síntomas diversos. Los países pueden tomar medidas para enfrentarlo, como cerrar el espacio aéreo a intentar buscar una cura. Algunos jugadores chinos incluso lo descargaron para cuestionar las políticas adoptadas en un principio por el gobierno frente a esta crisis.

A la luz de los acontecimientos la propuesta suena macabra. La compañía fabricante salió a recordar que se trata de un juego y no de un modelo científico. Pidieron que no se utilice para informarse sobre cuestiones médicas.

No es la única ficción que registra un pico de éxito por el virus. La película Contagio, de Stephen Soderbergh, disponible en HBO Go, estrenada hace una década, está teniendo un revival: las búsquedas del film aumentaron un 89% en Google Trends. En Netflix, la serie Pandemia también se volvió una de las más populares del catálogo.