A horas de que el presidente Alberto Fernández anuncie una nueva flexibilización de la cuarentena por coronavirus en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), la provincia de Santa Fe advirtió que este escenario puede traer un aumento de casos en su distrito.

La ministra de Salud santafesina, Sonia Martorano, consideró que "puede ser traducida como un riesgo mayor" para su provincia. 

"Si fuera ministra de Salud de Buenos Aires no estaría para nada de acuerdo con la flexibilización de la cuarentena", indicó. 

En este sentido, la funcionaria remarcó que la mayoría de los infectados que se contabilizaron en la provincia "correspondieron a personas que viajaron al AMBA", y adelantó que "se reforzarán los controles" para evitar una escala en la circulación. 

La ministra de Salud de Santa Fe, Sonia Martorano, adelantó que se reforzarán los controles 

Diagnóstico similar había sido alertado por su par bonaerense, Daniel Gollán en 7 de julio. En una entrevista radial, el titular de la cartera sanitaria de Axel Kicillof remarcó que "si se liberaba mucho el AMBA, estallarían Córdoba y Rosario".

"En un 95 por ciento de los casos que aparecen en otros puntos del país, son de gente que pasa por el AMBA. Si se libera, millones de personas van a interactuar con gente que en algún momento termina en Entre Ríos, Rosaro y Córdoba", advirtió. 

Las alertas por una mayor conexión interjurisdiccional también se reflejó en las autoridades de la ciudad de Rosario. El secretario de Salud municipal, Leonardo Caruna, destacó la necesidad de "continuar con los controles" para evitar los contagios. 

"Hay que evitar encuentros que no sean estrictamente necesarios. Son los adultos jóvenes los que más contagian, pero los adultos mayores los que terminan internados", enfatizó. 

En tanto, la provincia muestra una curva en ascenso de afectados por coronavirus, tras semanas en las que el nivel de transmisión se había logrado controlar. 

"El escenario es el que veníamos marcando. Una curva en ascenso, muy acelerada", precisó Martorano luego del reporte del martes en donde se dio a conocer 30 nuevos tests positivos. 

"Cuando los casos empiezan a acelerarse hay un momento en que podés perder el nexo y la posibilidad de hacer el aislamiento en tiempo y forma. Hoy es fecha clave hasta fin de agosto. Es el momento de mayor aceleración", advirtió la ministra de Salud santafesina.