Un grupo de senadores presentó ayer en la Cámara de Senadores un proyecto de ley para regular los vuelos en ala delta y parapente.

La iniciativa lleva las firmas de los oficialistas Silvia Elías de Pérez, Laura Rodríguez Machado, Inés Brizuela y Doria, Claudio Poggi y Julio César Cobos; del peronista César Catalán Magni y de la renovadora salteña María Fiore Viñuales.

La iniciativa exige que para realizar este tipo de vuelo libre, los instructores deberán ser mayores de 18 años y contar con licencia de Piloto Nivel Básico emitida por la Federación Argentina de Vuelo Libre.

Además, deberán obtener Licencia Superior Biplaza; certificado de aptitud física; haber realizado un curso de primeros auxilios avalado por la autoridad de aplicación; contar con seguro de responsabilidad civil y no poseer antecedentes penales.

La propuesta fue presentada luego de conocerse la tragedia en la que perdió la vida Natalia Vargas, una joven médica tucumana que cayó al vacío mientras realizaba un vuelo en parapente.

Este fin de semana, además, ocurrió otro hecho trágico. Un hombre de 57 años que practicaba parapentismo en el cerro Arco de Mendoza murió al caer contra unas rocas porque una ráfaga le cerró la vela a poco de despegar, informaron ayer fuentes policiales y un testigo del accidente, a poco más de dos meses del que le costó la vida a Vargas. La víctima que, a diferencia del caso anterior, según trascendió contaba con amplia experiencia en la práctica de ese deporte, fue identificada como Alex Domínguez, quien cerca de las 21 y por razones que se desconocen cayó al vacío e impactó contra las rocas, añadieron las fuentes.

El diario local Los Andes entrevistó a Horacio Quiroga, ex dirigente del club e integrante de la Federación Argentina de Vuelo libre, quien relató que estuvo en el lugar del hecho y presenció el accidente. "Cuando estaba despegando una ráfaga de viento le cerró la vela. Cayó y no nos explicamos por qué no tiró el paracaídas de emergencias", relató el piloto a Los Andes.