Investidadores de Estados Unidos comenzaron a experimentar en voluntarios sanos una vacuna contra el coronavirus (Covid-19) desarrollada por la empresa Pfizer Inc y su socio BioNTech SE, ya que el útimo estudio demostró una posible defensa contra la enfermedad que se propagó por todo el mundo.

En estos últimos días, los investigadores de la Escuela de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York en Manhattan y la Escuela de Medicina de la Universidad de Maryland en Baltimore, comenzaron a probar la vacuna a un número de personas y se conocerán los resultados el próximo mes, según informó el medio The Wall Street Journal

Con este ensayo se podrá evaluar si las personas voluntarias logran ser inmunes al coronavirus y cuál debería ser la dosis.

Una vacuna podría estar lista para su uso de emergencia para el próximo verano en Argentina,  si las pruebas indican que funciona de manera segura, dijo el presidente ejecutivo de Pfizer, Albert Bourla, a The Wall Street Journal la semana pasada, aunque la compañía seguiran estudiándola en ensayos clínicos.

El gobierno de los Estados Unidos permite el uso limitado de una vacuna o medicamento durante una emergencia de salud, antes de que se completen las pruebas.

Algunos expertos muestran preocupación sobre si las pruebas serán lo suficientemente efectivas como para evaluar si las vacunas pueden proteger de manera segura a las personas de contraer el coronavirus.

La vacuna Pfizer y BioNTech se estudiará inicialmente en adultos de 18 a 55 años, y eventualmente reclutará voluntarios mayores, dijo Pfizer.