El intendente de la localidad balnearia de Villa Gesell, Gustavo Barrera, decretó una prohibición al consumo de bebidas alcohólicas en la calle, playas y otros espacios públicos, y la resolución, que prevé multas de poco más de $34.000, entrará en vigencia una vez que sea aprobada por el Concejo Deliberante, donde cuenta con quórum propio, por lo que se descarta su aprobación.

La medida llega después de la muerte de Fernando Báez Sosa, asesinado a golpes a la salida de un discoteca, aunque la movida nocturna comienza y termina en la playa. After beach, previa en casas particulares -en las que vacacionan los grupos de amigos-, boliche y de nuevo la playa es el circuito preferido de la juventud. A bailar se va después de las 2:30 y se sale con poco antes del amanecer.

El decreto con fecha de hoy, al que tuvo acceso Télam, especifica en su primer artículo que se prohíbe "el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, playa, espacios públicos, interior de estadios polideportivos, u otros sitios de igual naturaleza, cuando se realicen en forma masiva actividades deportivas, culturales, educativas y/o artísticas".

Asimismo, el documento establece que "se extiende la prohibición al expendio de bebidas alcohólicas mediante máquinas expendedoras automáticas (…) y al consumo de bebidas alcohólicas dentro de vehículos automotores, públicos y/o privados, aún cuando quien consumió no fuere el conductor y se halle o no circulando".

Según la normativa, las multas por violaciones a lo dispuesto serán de hasta cinco mil mult (unidad de medida del municipio que equivale a $6,89), por lo que, de máxima, se deberán abonar 34.450 pesos.

Voceros del municipio explicaron que el intendente Barrera deberá enviar el decreto con su firma al Concejo Deliberante gesellino -en el que cuenta con quórum propio- con un pedido de sesión extraordinaria.

Una vez recibida la resolución por el presidente del Concejo Deliberante, tendrá un mínimo de 48 horas hábiles para habilitar la sesión, por lo que el documento podría ser tratado recién a partir del próximo viernes por la tarde.

Con la sesión extraordinaria habilitada el decreto se pondrá a referendo de los concejales y será aprobado sin inconvenientes, quedando firme la resolución firmada por el intendente del municipio.