Un grupo de diputados de Juntos por el Cambio propuso la creación de un Régimen de Promoción del Empleo Joven con incentivos a las pymes o empresas que hayan reducido su facturación y que decidan incorporar o blanquear a trabajadores de hasta 29 años.

Entre los beneficios que se proponen se incluyen la exención de las contribuciones patronales, la creación de un incentivo económico compensatorio igual al 50% del salario mínimo para las empresas que incorporen jóvenes, como así también la posibilidad para las empresas de ser eximidas de las multas correspondientes por la formalización de trabajadores, entre otros beneficios.

La diputada Adriana Cáceres señaló que en épocas de crisis “son los y las jóvenes los primeros en ser expulsados de los ámbitos laborales y son los últimos en reincorporarse cuando el ciclo económico comienza a ser positivo otra vez, por su bajo nivel de formación”.

De ese modo, justificó la propuesta en busca de crear, pero también preservar puestos de trabajo "en el marco de las políticas públicas nacionales destinadas a potenciar el desarrollo económico y social del país, y facilitar también el ingreso temprano de nuevas generaciones al sistema de relaciones laborales, como base de su formación y desarrollo2, según excplicó.

El proyecto abarca a los jóvenes de entre 18 a 29 años, que se encuentren desemepleados o dentro del mercado informal de trabajo, y personas con discapacidad sin limite de edad; y los empleadores beneficiarios serían Pymes o Empresas cuya facturación se haya reducido un 30% durante la Pandemia producida por el Covid.

Además, la iniciativa apunta a implementar la exención de las contribuciones patronales por hasta 36 meses, promover un incentivo a la contratacion de jóvenes igual al 50% del Salario Bruto por 12 meses y la abstención administrativa de la AFIP en cuanto la aplicación de multas por las nuevas relaciones laborales que se generen en el marco de este régimen.

La iniciativa fue acompañada por una treintena de legisladores de Juntos por el Cambio, entre ellos Cristián Ritondo, Silvia Lospenatto, Omar De Marchi y Graciela Ocaña.

“Por el triste contexto que le toca atravesar al país por el Covid-19, serán determinantes las medidas que el Estado adopte con el fin de mitigar los posibles efectos económicos”, apuntó Cáceres. 

La idea central del proyecto es promover la creación y preservación de puestos de trabajo, a través de beneficios tales como la exención de las contribuciones patronales, la creación de un incentivo económico compensatorio igual al 50% del salario mínimo para las empresas que incorporen jóvenes, como así también la posibilidad para las empresas de ser eximidas de las multas correspondientes por la formalización de trabajadores, entre otros beneficios.