El proyecto de la NASA de volver a llevar astronautas a la Luna en 2024 apunta a establecer presencia humana de forma sostenible a partir de 2028, como preparación para la verdadera ambición, que es ir a Marte, informó la agencia espacial estadounidense.

Jim Bridenstine, administrador de la NASA, hizo el anuncio durante la segunda jornada del Salón Aeronáutico de Le Bourget, al norte de París, donde insistió en que la misión a la Luna que en diciembre de 2017 fijó el presidente Donald Trump es "ir de forma sostenible".

Para ello, explicó Bridenstine, la NASA debe crear una plataforma orbital que tenga una vida útil de 15 años y sirva de base para inspeccionar cualquier parte de la Luna, pero que además, a futuro, pueda utilizarse para la propulsión hasta Marte.

La plataforma orbital de esa misión a la Luna, bautizada Artemis, aprovechará la experiencia de la Estación Espacial Internacional (ISS) que lleva más de 20 años habitada.

Un paso para lograr el objetivo final que es llegar a Marte, en donde hay océano y atmósfera

A su vez servirá para probar la tecnología que habrá que desarrollar para Marte, que tiene un interés particular porque allí hay elementos (un océano y una atmósfera) que hacen potencialmente posible la vida.

El administrador de la NASA confirmó que el costo que se baraja es de entre 20.000 y 30.000 millones de dólares para cinco años.

Ver más productos

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

El llamativo faltazo de un hombre clave de Macri en su despedida

La devoción del Papa por la Virgen.

La devoción del Papa por la Virgen

Ver más productos