La biodiversidad es la cantidad de especies y su abundancia en un lugar determinado. Así tenemos lugares muy biodiversos como nuestra frondosa selva misionera y lugares de menor riqueza de especies como nuestra árida estepa patagónica. Esto no significa que un lugar sea más valioso que otro necesariamente. Necesitamos mantener la biodiversidad en cualquier tipo de ecosistema, precisamente porque el funcionamiento óptimo de esa región dependerá de que conservemos las especies que la componen.

¿Por qué es importante cuidar la Biodiversidad? Las especies cumplen funciones ambientales. Las abejas polinizan las plantas permitiendo el desarrollo de frutos y semillas. Los árboles absorben parte del CO2 del sistema disminuyendo la concentración de gases de efecto invernadero. Los microorganismos del suelo permiten descomponer las hojas que caen en el otoño. Así podríamos seguir nombrando las numerosas funciones que realizan las especies durante horas. Estas características de las especies contribuyen a que la naturaleza "funcione" y nos permita habitarla a las personas y a otras especies también.

Las especies son como los tornillos de un auto. Si sacas un tornillo, probablemente sea más incómodo el viaje, pero no va a dejar de andar. Ahora, si sacamos muchos tornillos, empezarán a fallar el acelerador, la dirección, los frenos y nos estrellaremos. Siguiendo con la metáfora, imaginemos que con el auto tenemos que cruzar un río, un carro con menos tornillos tiene menos probabilidades de cruzarlo. Ese río, bien podría ser el Cambio Climático.

Un promedio de alrededor del 25% de las especies de animales y plantas están amenazados según la Plataforma Intergubernamental de Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos (IPBES), lo que significa que alrededor de 1 millón de especies ya se enfrentan a la extinción a menos que se tomen medidas ambiciosas y concretas. La tasa de extinción de especies es de al menos decenas a cientos de veces mayor que el promedio de los últimos 10 millones de años, por lo que ya se habla de una probable 6ta extinción masiva de especies.

Más de 40% de los anfibios y más de un tercio de los mamíferos marinos están amenazados. Para los insectos es más difícil llegar a un número exacto, pero se estima que por lo menos la cifra alcanza el 10%. Las principales causas son: el cambio de uso del suelo (destrucción de hábitat, como lo es la desforestación), explotación directa, cambio climático, contaminación y el desplazamiento por especies invasoras.

Estamos sacándole tornillos a un auto dirigiéndonos hacia el cruce de un río cada vez más caudaloso. Lo lógico sería empezar a atornillar todas las partes que se están soltando, pero en su lugar, seguimos sacando los tornillos cada vez más rápido. Que este día sirva para concientizar sobre qué es la ecología y para tomar acciones para poder, algún día, celebrar que dejamos de perder tornillos.

*Responsable de la Licenciatura en Gestión Ambiental de UADE