A partir de hoy rige una otra prórroga de la cuarentena por coronavirus en Argentina, con una serie de nuevas normativas, limitaciones y obligaciones para cada distrito según estén enmarcados en el aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO) o distanciamiento social, preventivo y obligatorio (DISPO).

Una de las medidas más destacadas que aplican desde este lunes 3 de agosto hasta el domingo 16 inclusive es la prohibición de cualquier tipo de reunión social en todo el país. Los encuentros de 10 personas o menos en lugares cerrados estaban permitidos en los lugares con DISPO, pero por las próximas dos semanas ya no podrán hacerlos.

El presidente Alberto Fernández anunció la medida sobre encuentros sociales el viernes, y remarcó que "quienes los lleven adelante sepan que puede incurrir en una responsabilidad penal de estar transmitiendo una enfermedad letal o favoreciendo el contagio de una enfermedad".

El Decreto de Necesidad y Urgencia número 641, que entró hoy en vigencia, remarca que "cuando se constate la existencia de infracción al cumplimiento" del DISPO y el ASPO "o de otras normas dispuestas para la protección de la salud pública en el marco de la emergencia pública en materia sanitaria", se procederá "de inmediato" a hacer que la persona involucrada frene la "conducta infractora".

Acto seguido, aclara que "se dará actuación a la autoridad competente, en el marco de los artículos 205, 239 y concordantes del Código Penal".

¿Qué pasa si rompo la cuarentena?

El artículo 205 del Código Penal destaca que "será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.

Por su parte, el artículo 239 establece que "será reprimido con prisión de quince días a un año, el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquél o en virtud de una obligación legal".

Además, dispone entre tres y 15 años de cárcel para las personas que propaguen "una enfermedad peligrosa y contagiosa", en su artículo 202.

El artículo 203 hace referencia a multas de entre 5 mil a 100 mil pesos cuando la propagación fuera cometida “por imprudencia, negligencia, impericia en su arte o profesión o por inobservancia de los deberes a su cargo”.

Según la ley, en aquel caso que el resultado fuese la enfermedad o muerte "se aplicará prisión de entre seis meses a cinco años".

Las actividades prohibidas en los lugares con ASPO

  • Dictado de clases presenciales en todos los niveles y todas las modalidades.
  • Eventos públicos y privados: sociales, culturales, recreativos, deportivos, religiosos y de cualquier otra índole que impliquen la concurrencia de personas.
  • Centros comerciales, cines, teatros, centros culturales, bibliotecas, museos, restaurantes, bares, gimnasios, clubes y cualquier espacio público o privado que implique la concurrencia de personas.
  • Servicio Público de Transporte de pasajeros interurbano, interjurisdiccional e internacional, salvo para los casos exceptuados.
  • Turismo.
  • En ningún caso podrán circular las personas que revisten la condición de “caso sospechoso” ni la condición de “caso confirmado” de COVID-19.

Las actividades prohibidas en lugares con DISPO

  • Realización de eventos culturales, recreativos y religiosos en espacios públicos o privados con concurrencia mayor a 10 personas. Los mismos deberán realizarse, preferentemente, en lugares abiertos, o bien respetando estrictamente el protocolo que incluya el distanciamiento estricto de las personas que no puede ser inferior a 2 metros, y en lugares con ventilación adecuada, destinando personal específico al control del cumplimiento de estas normas.
  • Quedan prohibidos los eventos sociales o familiares en espacios cerrados y en los domicilios de las personas, en todos los casos y cualquiera sea el número de concurrentes, salvo el grupo conviviente. La infracción a esta norma deberá ser denunciada por la autoridad interviniente a fin de que la autoridad competente determine si se cometieron los delitos previstos en los artículos 205 y 239 del Código Penal de la Nación.
  • Práctica de cualquier deporte donde participen más de 10 personas o que no permita mantener el distanciamiento mínimo de 2 metros entre los y las participantes. Los mismos deberán realizarse, preferentemente en lugares abiertos, o bien respetando estrictamente un protocolo que incluya el distanciamiento estricto de las personas que no puede ser inferior a 2 metros, y en lugares con ventilación adecuada, destinando personal específico al control de su cumplimiento.
  • Cines, teatros, clubes, centros culturales.
  • Servicio público de transporte de pasajeros interurbano, interjurisdiccional e internacional, salvo para los casos expresamente autorizados.
  • Turismo.
  • Queda prohibida la circulación de las personas alcanzadas por el DISPO por fuera del límite del departamento o partido donde residan, salvo que posean el “Certificado Único Habilitante para Circulación - Emergencia COVID-19” que los habilite a tal efecto.
  • En ningún caso podrán circular las personas que revisten la condición de “caso sospechoso” ni la condición de “caso confirmado” de COVID-19.

El mensaje de Alberto Fernández sobre las reuniones sociales

"Quiero hablarles a los que más quiero, que son los jóvenes", señaló Fernández en el anuncio del viernes para la nueva etapa, y advirtió que si bien "son los que mejor sobrellevan la enfermedad, los jóvenes contagian, y cuando contagian la enfermedad es impiadosa con los adultos mayores".

Le pidió a ese sector de la población que no se reúna "en fiestas clandestinas". "Todos extrañamos el asado con los amigos, jugar el picadito, pero no podemos, porque cada uno de esos encuentros es un riesgo enorme al que nos sometemos y al que sometemos al otro”, enfatizó.