El Ministerio de Desarrollo Social anunció este viernes que quienes no hayan recibido la Tarjeta Alimentar se les depositará el monto a través de la Asignación Universal por Hijo (AUH). Se trata de una medida temporal e incluye a 400 mil beneficiarios. 

En el marco del "aislamiento social obligatorio" decretado por el presidente Alberto Fernández, la cartera conducida por el Daniel Arroyo modificó el esquema de distribución de la tarjeta social, e indicó que reforzará la asistencia alimentaria a comedores escolares y comunitarios. 

 "Como no lo pudimos hacer por las restricciones a la circulación, lo que se hará es cargar el monto de la tarjeta alimentaria en la Asignación Universal por Hijo, y así todos podrán tener su prestación alimentaria", precisó Arroyo y adelantó que se está trabajando con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y las provincias para asistir a las familias en situación de calle.

Hasta el momento las tarjetas entregadas contabilizan un millón cien mil, en tanto que en los próximos días se acreditarán los montos por medio de la AUH para las 400 mil familias que aún no la recibieron. De esta forma, el programa de asistencia alimentaria busca garantizar que el dinero llegue a madres y padres con hijas e hijos de hasta 6 años que al momento estén percibiendo la AUH, embarazadas a partir de los 3 meses que actualmente perciben la asignación por embarazo; y personas con discapacidad que reciban la AUH.

Además, el funcionario nacional repasó el nuevo esquema de refuerzo para la asistencia alimentaria a comedores escolares y comunitarios y afirmó que exiten 8 millones de personas que se ven beneficiadas por este partida.

"3 millones de chicos comen en las escuelas y, el resto, en comedores y merenderos por lo que ampliamos las partidas presupuestarias para hacer frente esta situación y avanzar hacia un sistema de viandas que respete las prevenciones del distanciamiento social”, detalló Arroyo.

La entrega de la Tarjeta Alimentar se da en el marco del plan "Argentina contra el Hambre" y busca el fortalecimiento de acciones de asistencia dentro del Programa Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional. Tiene un tope de $4000 para las familias con un solo hijo y 6000 para dos o más hijos.