El presidente del Movimiento Monárquico Argentino ( MMA), Mario Santiago Carosini, propuso que una de las dos hijas de la Reina Máxima de los Países Bajos sea reina de Argentina para que, de esa manera, se solucione el "gran problema institucional" de nuestro país, argumentó.

Es que, para el espacio el sistema monárquico sería “más eficiente y barato”. El MMA apareció por primera vez en 1987 y promete separar el gobierno del Estado y establecer en el territorio una monarquía con el objetivo de terminar con la "corrupción estructural y llegar a mejores índices de desarrollo, bienestar y nivel de vida".

En términos generales, los afiliados al MMA plantean que un rey debe ser quien controle al gobierno. Según lo propuesto, la casa de la corona debería ser la Quinta de Olivos, y la Casa Rosada continuaría como sede del gobierno. En ese sentido, sostuvieron en una entrevista en Clarín que una de las dos hijas menores de la Reina Máxima de Países Bajos, Alexia o Ariane, debe ser la soberana de los argentinos para que el país "deje el atraso y la corrupción".

La supuesta eficiencia de la monarquía

"La monarquía es el sistema más eficiente. Y el más barato también", explicó Carosini. Sin embargo, un reporte de Royal Household reveló que en 2020 el costo de la corona británica llegó a un pico de 69,4 millones de libras esterlinas, una cifra que solo durante los últimos cinco años creció casi que 95%. No obstante, para el líder de la agrupación, el modelo a seguir no sería el de la corona británica o española, sino la del reino de Suecia

De esta manera, sostiene Carosini, el gasto sería muy pequeño. El financiamiento para una supuesta corona argentina tendría que provenir del presupuesto: 10 millones de dólares por año serían suficientes y ahorrarían al país "los 20 millones que se roban cada año". "Y con lo que sobra se pueden bajar impuestos, para que la gente deje de sentirse asfixiada", agregó.

Según cálculos de su organización, hay cerca de un millón de monárquicos en el país, en su mayoría de entre 20 y 40 años, pese a que en su Facebook sólo cuentan con 2.300 seguidores. Mientras que en Twitter tiene 674 seguidores y 1.072 en Instagram