Las botellas de amor son envases donde se introducen plásticos de un solo uso limpios y secos. Luego de darles un tratamiento se transforman en madera plástica, que se utiliza para la construir bancos, mesas, composteras, juegos infantiles y cestos, entre otros productos.

“Ampliamos los materiales que se reciben en los Puntos Verdes para seguir generando conciencia sobre eso que pensamos que es basura, pero que en realidad es materia prima. Llenando botellas de amor los vecinos se involucran aún más en este proceso clave que es circular los residuos”, expresó Clara Muzzio, ministra de Espacio Público e Higiene Urbana que impulsa esta iniciativa junto a la Fundación Regenerar.

Las botellas de amor pueden llenarse con cualquier envase plástico: envoltorios de galletitas, pan, alfajores; paquetes de papel higiénico; blíster de remedios; sachets de leche; papel film; repuestos de productos de limpieza; etiquetas de botellas; bolsas de plástico; tapas plásticas, vasos, cubiertos y platos descartables; paquetes de fideos, arroz, legumbres; entre otros.

No se deben llenar con papel, cartón, globos, metal, arena, vinilos, telgopor, guantes de látex, radiografías, esponjas, aluminio, paquete de yerba, tierra, tetra pack y telas.

Los materiales se pueden cortar ya que es necesario que estén lo más comprimidos posible. 

¿DÓNDE SE PUEDEN ENTREGAR LAS BOTELLAS DE AMOR?

Las botellas de amor se entregan en los Puntos Verdes con atención de martes a viernes de 14 a 19 y sábados de 10 a 18 hs, en www.ciudadverde.gob.ar puede verse el listado de todos los puntos existentes. Además, se sumaron a la recolección 4 sucursales del supermercado Carrefour que están ubicados en Warnes 2707 (La Paternal), José P. Varela 4750 (Villa Devoto), Av. Franklin Roosevelt 5749 (Villa Urquiza) y J. Salguero 3212 (Palermo).

Esta iniciativa está enmarcada en el Plan BA Recicla, que tiene como principal objetivo fortalecer la gestión social del sistema de reciclado con mayor separación en origen y mejor disposición en el espacio público. Para lograrlo, se optimizó el ordenamiento de la infraestructura de captación con los recuperadores urbanos en las zonas de mayor generación de reciclables y colocando un contenedor verde o campana a máximo 150 metros de cada hogar. La meta es que el 80% de vecinos y vecinas separe los reciclables en sus hogares.