El titular de la ONG "Ciudad Accesible", Pedro Ávalos, denunció que las empresas de transporte de media y larga distancia le niegan los pasajes a miles de personas con discapacidad, y solicitó se derogue un decreto de 2006 que fue declarado inconstitucional por la Corte y que determina la cantidad a dar por unidad.

"Hoy cuando una persona con discapacidad llega a una ventanilla a solicitar el pasaje que reservó vía web, frecuentemente le dicen que ya se cubrió el cupo, y si la persona reclama la empresa solo le ofrece horarios y fechas arbitrarias que no le sirven para su urgencia", denunció el dirigente.

Ágregó que "además, la butaca nunca es en coches cama, sino siempre en semicama, y se torna imposible cuando la persona por su discapacidad necesita viajar con un acompañante".

Ávalos reclama la vigencia legal de las normas internacionales porque "nos están regateando los pasajes a millones de ciudadanos, invocando una norma que ha sido declarada inconstitucional por la Corte Suprema de Justicia".