La Red Latinoamericana de Organizaciones de la Sociedad Civil por la Educación REDUCA- realizó su asamblea anual en la ciudad de Bogotá donde intercambiaron experiencias, delinearon objetivos y abordaron cuestiones inherentes a la educación en la región.

Así como se busca la integración político-económica entre los distintos países de América latina, proceso en vías de desarrollo, también es necesario hacer una integración regional para mejorar su calidad. Se trata de una entidad compuesta por organizaciones provenientes de catorce países latinoamericanos que trabajan por un objetivo común: garantizar a todos los niños, niñas y jóvenes de la región el derecho a una educación pública inclusiva, equitativa y de calidad.

Este evento generó reflexiones y buscó hacer un llamado a los gobiernos latinoamericanos para que el rol directivo sea incluido y visible en las políticas regionales, nacionales y locales.

Carolina Mesa, directora ejecutiva de Empresarios por la Educación (Colombia) y anfitriona del encuentro, reflexionó sobre el impacto de su líder directiva quien creía que las mujeres podían lograr todos sus sueños.

“Los directivos son ejemplos de vida. Trabajar con ellos es lograr mayor impacto en el sistema educativo”. Durante el evento se entregó el Reconocimiento REDUCA a las prácticas innovadoras en Educación al dominicano Roberto Codazzi, a Luz Esther Rodríguez Peña de Argentina y a Rosangela de Lima Yarshell de Brasil.