Unos 1.700 efectivos policiales reforzarán en el conurbano e interior bonaerenses el dispositivo de seguridad y prevención para sostener el orden e intervenir en cualquier situación conflictiva para garantizar el desarrollo de las actividades festivas de Navidad y Fin de Año.

Según precisó un comunicado del Ministerio de Seguridad bonaerense, se llevarán adelante operaciones preventivas en el conurbano, en la costa atlántica y en centros urbanos del interior provincial.

Los operativos con mayor presencia policial se desplegarán en el sur y en el oeste del Gran Buenos Aires y en la ciudad de La Plata y alrededores.

Los oficiales de este refuerzo en seguridad realizarán tareas de vigilancia en los principales centros comerciales de cada localidad con el objetivo de prevenir delitos, faltas e incidentes, agregó el texto divulgado por el Ministerio.

Con ese objetivo, se desplegarán operativos de saturación, control en la vía pública y planeamientos antidisturbios. 

En los procedimientos participará personal de cada una de las jefaturas departamentales de la zona, el cuerpo de Infantería y Caballería y oficiales de la Superintendencia de Seguridad Vial, además de otras reparticiones policiales.