España ha decidido reforzar su política exterior de defensa y promoción del español a través de un programa global que contempla la creación de un Erasmus iberoamericano, la designación de "embajadores" del español y desgravaciones fiscales para su promoción.

Para "abarcar todos los objetivos e iniciativas" del plan, denominado "El español, lengua global", el Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España ampliará sus funciones y su nombre, con el añadido de "y la Promoción del Español".

El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, presentó ayer esta "estrategia de Estado" en el Museo Reina Sofía, y explicó que "actualmente coexisten en torno a la lengua y a la cultura en español medidas e iniciativas dispersas", por lo que era preciso "coordinarlas e impulsar otras nuevas con una visión estratégica".

Especialmente con unas previsiones que apuntan a que en 30 años la lengua española la podrían hablar 700 millones de personas frente a los 570 millones de la actualidad.

Se organizará también un "Plan Empresarios por el español", en el que se integrarán como patrocinadores empresas y multinacionales españolas e iberoamericanas y se diseñará una plataforma de contenidos digitales en español y portugués que ofrecerá de manera gratuita obras y documentos de literatura, cine, música, artes, ciencia y tecnología.

Al mismo tiempo, se impulsará la generación de contenidos de la Sociedad de la Información y el desarrollo y programación en español de nuevas aplicaciones, servicios digitales y tecnologías.