Debido al crecimiento de publicaciones en redes sociales que fomentan la manipulación de las instalaciones eléctricas y el robo de energía, Edenor inició a principios del 2020 un camino junto a Adeera (Asociación de Distribuidores de Energía Eléctrica de la República Argentina) y otras distribuidoras del país, para denunciar todo tipo de ofrecimientos de instalaciones clandestinas que puedan alterar el normal funcionamiento de la red eléctrica y que están penados por la ley.

 

Desde que se iniciaron los procesos de detección y denuncias de casos, se desactivaron más de 700 publicaciones en grupos de compra y venta en redes sociales y páginas web.

 

Dentro de la operatoria que utilizan los oferentes se encuentran propuestas para disminuir el consumo o directamente evitarlo, sin tener consideración de los riesgos que trae aparejados el contacto directo con la electricidad sin los elementos de protección correspondiente o sin un debido conocimiento sobre lo que se está realizando.

 

Asimismo, el riesgo de electrocución y la posibilidad de un incendio por cortocircuito aumenta.