La reglamentación tendría alcance en áreas periurbanas y se daría tras un acuerdo unánime de todos los concejales. La información fue confirmada por el presidente de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid), Pedro Vigneau: “Sólo falta que salga en boletín y de ser así, deja un precedente lamentable”.

“La prohibición es para toda la ciudad y eso deja un tema de largo debate sobre el riesgo del glifosato que no tiene asidero científico, y más aún en una zona como Rosario, cuna de la soja en la Argentina”, sostuvo Vigneua.

De ser así, Rosario será otras de las ciudades como París en aplicar este tipo de medidas en cuidado del medioambiente. Vale recordar que la UE debe renovar en breve la licencia del glifosato. La idea es llevar el mismo a un periodo de 5 años. En ese sentido, Francia es una de los países que impulsa su prohibición.