Después de haber alcanzado con Provincia y Nación un acuerdo para acentuar los controles en el uso del transporte público, que a partir de este viernes estará habilitado únicamente para trabajadores esenciales, el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires anunció el nuevo esquema de permisos para las salidas deportivas nocturnas según la terminación del Documento Nacional de Identidad (DNI). 

Así, la actividad continuará habilitada entre las 19 y las 9, una hora más en cada extremo, y se mantiene la limitación para no más de dos personas juntas, con un distanciamiento mínimo de dos metros y el uso del tapaboca obligatorio mientras se realiza la práctica.

Además, desde el Ejecutivo de la Ciudad detallaron que los días pares estarán habilitados los que tienen el DNI finalizado en un número par, mientras que los días impares, podrán salir los que tienen el DNI terminado en número impar.

“¿Querían salir a correr? Salgan a correr. ¿Querían salir a pasear? Salgan a pasear. ¿Querían locales de ropa abiertos? Abran los locales. Pero estas son las consecuencias", lanzó el Presidente Alberto Fernández este miércoles al ser consultado.

 

La habilitación que el gobierno porteño puso en marcha hace tres semanas fue el eje de la controversias en la mesa de estrategias sanitarias del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA). 

El ministro de Salud, Ginés González García  había mostrado su "preocupación" ante la medida, en el momento es que los casos de coronavirus en la región se aceleran: "La imagen no es demasiado buena". 

"Particularmente, la imagen no es demasiado buena. Porque por una lado tenemos al fútbol que le decimos que 'no' por la situación epidemiológica y es difícil decirles a unos que sí y a otros que no", señaló el funcionario sobre la situación de los runners.

En tanto, desde la Provincia, el ministro de Desarrollo Social, Andrés Larroque, aseguró que la Ciudad basaba su mirada "priorizando el humor del porteño"y que "no es el momento" para ese tipo de análisis para tomar decisiones.

"No es momento de repartir culpas pero sí llamarnos la atención y actuar de manera coordinada. La Ciudad basa su mirada priorizando el humor del porteño y no es momento para ese tipo de análisis para tomar decisiones", enfatizó en diálogo con El Destape Radio.