El ministro de Salud de Rusia, Mikhail Murashko, afirmó que las barreras y complicaciones que presentó la Organización Mundial de la Salud (OMS) respecto a la autorización de emergencia de la Sputnik V ya fueron levantadas, por lo que solo restaría que se terminen de solucionar algunos procedimientos administrativos.

"Todas las barreras fueron removidas. Fue confirmado por el director general de la OMS Tedros Adhanom Ghebreyesus", adelantó el responsable de la cartera sanitaria rusa por redes sociales. 

Se dio en contexto de una reunión que tuvo el funcionario con el integrante de la Organización de las Naciones Unidas en la ciudad de Ginebra, donde charlaron sobre el uso de la vacuna que superó los 70 países y expresó la posición que tienen en su país sobre el registro de la misma.

"Hemos eliminado todos los interrogantes", reiteró Mikhail Murashko. De esta manera, la Sputnik V pasará a integrar la lista de las inmunizaciones aprobadas junto a Moderna, Pfizer, Johnson&Johnson, las dos versiones de AstraZeneca; la Covishield y la que se desarrolla en Corea del Sur.

Además, la misma norma fue aprobada para el caso de las vacunas china Sinovac y la Sinopharm. A partir de esta decisión tomada por la OMS, también podrán ser parte del suministro Covax, el programa que apunta a achicar la brecha mundial respecto de la distribución de inyecciones en cada país. A su vez, facilita la inclusión de la misma dentro de las solicitadas por los países para habilitar viajes internacionales.