Dos personas murieron debido a la ola de incendios en distintos puntos de Galicia, según confirmaron las autoridades, que sospechan que se trata de fuegos intencionales.

La Xunta de Galicia suspendió las clases de hoy en cuatro centros escolares del área de Vigo, a consecuencia de los incendios, que provocaron la interrupción de al menos dos rutas y la suspensión de servicios de trenes.

La situación es crítica en Galicia, donde las llamas cercaban también a Vigo, la ciudad más poblada de esa comunidad autónoma.

El área metropolitana de la ciudad de Vigo está siendo una de las más afectadas por la ola de incendios del fin de semana.

Las llamas se extendían ayer por varios puntos de los aledaños de la ciudad, como Valadares, Beade o Alto de A Garrida, donde varios núcleos de población debieron ser evacuados.

Policía, Guardia Civil y bomberos colaboraban en el operativo de emergencia, cortando rutas y tratando de sofocar las llamas. En tanto que los propios vecinos ayudaban en las tareas de extinción con sus propios medios, ya que las llamas cercaban numerosas viviendas.

El Ayuntamiento de Vigo recomendó a la población de las zonas amenazadas por el fuego que dejen sus casas y se trasladen al casco urbano, donde habilitó tres hoteles para alojarlos. Las llamas suponen un riesgo para los núcleos de población en 15 municipios de Pontevedra, Ourense y Lugo, informaron medios locales.

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Nuñez Feijoó señaló que "los incendios de madrugada son provocados, sobre todo cuando tienen cuatro o cinco focos diferentes. La madrugada pasada hemos tenido 25 incendios".

"En todas las provincias, los parques naturales estuvieron comprometidos", agregó.

Asimismo, la empresa ferroviaria Renfe canceló la llegada de los trenes regulares que debían arribar al centro de Vigo. Estas líneas se han detenido en la ciudad de Ourense, desde donde se habilitaron servicios de ómnibus para acercar a los viajeros que se dirigían a la ciudad.

Desde el viernes se registraron 146 incendios en Galicia, 60 tan sólo ayer, 28 de los cuales empezaron de madrugada, entre la medianoche y las nueve de la mañana, un momento en el que las tareas de extinción son complicadas al no poder emplearse medios aéreos.

Ayer por la tarde fue desalojada la residencia de estudiantes de la Universidad de Vigo debido a la proximidad de las llamas al campus.