Eliminación del telepeaje, control de temperatura y llenar un largo formulario son algunas de las medidas que tomó el Gobierno nacional con el objetivo de desalentar el movimiento de personas en este fin de semana largo por lo que se dispusieron  operativos de control en las salidas de la ciudad de Buenos Aires.

Las medidas iban a comenzar a regir el viernes pero se adelantaron a esta tarde de jueves luego de que se detectara que había comenzado un movimiento de vehículos rumbo a ciudades de veraneo, indicaron a BAE Negocios fuentes del gobierno nacional.

El principal punto se instaló en la Autopista Buenos Aires-La Plata, en el peaje de Hudson. El operativo será completo: Seguridad Vial, Policía Bonaerense, Gendarmería y las Fuerzas Armadas harán un operativo cerrojo en el que para medir la temperatura de todos los conductores y acompañantes que se dirijan hacia la Ruta 2.

En caso de detectar fiebre, las fuerzas de seguridad notificarán al conductor la obligación de regresar a su domicilio y lo escoltarán en el regreso. Además, se disparará un alerta a las autoridades correspondientes para que durante el día se verifique que el grupo familiar acató la orden y permanece en cuarentena. Caso contrario, se iniciará el proceso judicial correspondiente por desobediencia.

Cómo será el operativo

* En el peaje Hudson sólo se permitirá el paso de camiones, para asegurar el abastecimiento de la población.

* Para los vehículos particulares, se anularán las vías de peaje con Telepase y solamente se habilitarán 4 manuales.

* Personal policial y de Gendarmería hará entrar vehículos por tandas a una zona de seguridad donde médicos y enfermeros llevarán a cabo un cuestionario y controlarán la temperatura de todos los viajeros

* Sólo se permitirá seguir su camino a los que no muestren síntomas compatibles con el coronavirus.

* El control de temperatura no será aleatorio sino para todos

"Vamos a hacer el control a cada uno de los que prioricen el miniturismo antes que la solidaridad y la responsabilidad", manifestó Pablo Martínez Carignano, director Ejecutivo de la ANSV, uno de los organismos que formará parte de la medida.