La ola de contagios de coronavirus en distintos clubes del fútbol argentino puso en vilo a los dirigentes de la flamante Liga Profesional (LPF) con vistas al inicio del nuevo campeonato, en principio para mediados de octubre, porque la situación, en plena pandemia, se complicó y alarga la incertidumbre.

El panorama también resulta difícil a nivel continental con el regreso de la Copa Libertadores, en especial para los clubes implicados en ella como River, Boca, Racing, Defensa y Justicia y Tigre, que el próximo 17 de septiembre deberán cumplir con sus respectivos compromisos con tiempo escaso de preparación en comparación al resto de las instituciones de Sudamérica.

"Estamos pendientes de una charla que debe mantener el presidente de AFA, Claudio Tapia, con el ministro de Salud, Ginés González García", anunció el lunes el presidente de Argentinos Juniors, Christian Malaspina, en Radio Colonia, donde evaluó que si volviera "el fútbol televisado podría servir para que la gente se quede más en su casa y se entretenga".

La decisión de poner una fecha para el comienzo de la primera Liga Profesional siempre está "ad referéndum" de lo que opinen, decidan y autoricen las autoridades sanitarias nacionales, y el aumento de contagiados de Covid-19 en todo el país hace que las fechas estimativas se vayan corriendo conforme pasa el tiempo.

Además, según analizaron en la AFA, varios planteles tienen contagiados en sus filas, tanto de Primera División como del ascenso, ya que la Primera Nacional volvió a los entrenamientos mayoritariamente el pasado jueves, pero en algunos casos debieron suspenderlos ya al día siguiente por tener varios futbolistas afectados, como por ejemplo ocurrió con Brown de Adrogué.

El número de casos de este martes intensificó el interrogante con respecto a la vuelta de la actividad, cuya fecha se barajaba para mediados de octubre luego de haberse ideado para el 25 de septiembre.

Los equipos de Primera División del fútbol argentino solo saben que continuarán, en la medida que puedan, con los entrenamientos, mientras la fecha de regreso a las canchas continúa en observación.

Detectan nuevos positivos en los clubes que disputarán la Copa Libertadores

La jornada de este martes deparó muchos casos de jugadores que dieron positivo de coronavirus y encendieron la alarma.

River presentó uno en la división Reserva, que se entrena en las instalaciones del Monumental, luego del test realizado con el objetivo de incluir algunos futbolistas en la lista de buena fe para el choque ante San Pablo de Brasil por el grupo D.

El plantel dirigido por Marcelo Gallardo trabajó en el predio River Camp y mantiene controles constantes.

Boca sufrió una gran cantidad de casos positivos días atrás que significaron un gran problema para su entrenador, Miguel Ángel Russo, quien debió abandonar la concentración por su condición de factor de alto riesgo.

El último campeón del fútbol argentino conocerá mañana los resultados de los últimos hisopados y además se cumplirá el plazo de aislamiento de aquellos futbolistas afectados con Covid-19. Boca dispondría de 20 jugadores para el partido del jueves 17 ante Libertad en Paraguay por el grupo H de Copa Libertadores.

En Racing dieron positivo el defensor Iván Pillud, descartado para el choque ante Nacional de Uruguay por el grupo F, y el juvenil Lucas Núñez.

Tigre, uno de los participantes de la Copa Libertadores por la zona B, confirmó hoy que el jugador Felipe Zenobio y el preparador físico Sebastián Somoza se contagiaron de coronavirus. El pasado 31 de agosto el juvenil Brian Leizza había resultado positivo de Covid-19, lo que llevó a que el plantel de Tigre cumpliera un aislamiento en su lugar de concentración.

La situación de los demás clubes

Independiente informó el positivo del defensor Alan Franco, aislado en su domicilio, quien tiene un familiar con los síntomas de la enfermedad.

San Lorenzo anunció que los volantes Lucas Menossi y Nicolás Fernández no se presentaron al entrenamiento a manera de precaución por cuadro febril. El club de Boedo tiene a su entrenador, Mariano Soso, en fase de aislamiento, mientras que los futbolistas Fabricio Coloccini, Jonathan Herrera y el juvenil Luis Sequeira fueron otros de los integrantes del plantel que tuvieron coronavirus y se encuentran recuperados.

Argentinos Juniors suspendió este martes los entrenamientos del plantel profesional por prevención ya que en el últimos testeos se detectaron seis jugadores con resultados positivos en coronavirus. El equipo dirigido por Diego Dabove volvió a las prácticas el pasado 11 de agosto e incluso había pedido autorización para disputar un amistoso ante San Lorenzo.

Gimnasia de La Plata, dirigido por Diego Maradona, informó hoy que el delantero de la Reserva Agustín Ramírez dio positivo de Covid-19 en el marco de los test realizados el pasado sábado por la tarde en el predio de Estancia Chica.