“Todos los usuarios del GENis estamos muy contentos con los resultados”, sintetizó Mariana Herrera Piñero, directora del Banco Nacional de Datos Géneticos (BNDG), los avances del software de desarrollo nacional, propiedad del Estado argentino y creado por una empresa local que se usa para identificar violadores, buscar familiares desaparecidos y a víctimas de desastres.

En el BNDG el sistema está “en etapa de prueba y validación desde septiembre, con muy buenos resultados. Entre marzo y abril comenzamos a migrar nuestra base de datos, porque el GENis está demostrando que es capaz de hacer búsquedas exitosas”, contó a Télam la funcionaria, especializada en genética.

El Banco es el organismo que archiva muestras genéticas y material biológico que permite identificar a las hijas e hijos de personas detenidas y desaparecidas durante la última dictadura cívico militar en Argentina.

Para probar el software cargamos información de familias con nietos ya restituidos y así identificamos su buen funcionamiento, y también encontramos algunas cosas que se pueden modificar y cálculos a incluir que no contemplamos en el documento inicial de requerimientos que hicimos a los desarrolladores”, explicó la profesional.

El desarrollo es de la empresa Baufest que creó un software que “consolida en una única herramienta la base de datos, el sistema de matching (coincidencia) y todo lo que utilizan los genetistas. Es una herramienta integral que elimina errores de traspaso. Y el sistema es configurable, es decir, se puede ir adaptando a los requerimientos de cada usuario”, dijo a Télam Ángel Pérez Puletti, director ejecutivo de la firma.

GENis es propiedad del Estado nacional gracias al trabajo entre un privado, el Ministerio de Ciencias y Tecnología. la Fundación Sadosky, el Instituto Leloir y un equipo interdisciplinario de profesionales de la Universidad de Buenos Aires, otras casas de estudios y el impulso de la Sociedad Argentina de Genética Forense.

Entre Ríos es la provincia pionera en utilizarlo en su Registro Provincial de Datos Genéticos desde junio del año pasado “y ya está activo en Salta también”, señaló el directivo. 
La Pampa, Chubut y Mendoza se sumaron a los distritos que lo van a incorporar a partir del convenio que firmaron a fines del año pasado los Ministerios Públicos Fiscales locales con las autoridades nacionales.

El software nacional de código abierto -lo que lo diferencia de otros, como el CoDIS del FBI de Estados Unidos- es una herramienta “pensada para el Registro Nacional de Datos Genéticos Vinculados a Delitos contra la Integridad Sexual. Luego cada provincia que adhiere o crea su propia legislación al respecto, va generando sus propios registros”, detalló Pérez Puletti.

Así, GENis permitirá identificar a violadores condenados a través del ADN, dato que estará en el registro nacional a medida que las provincias los aporten, y también podrán intercambiar esa información entre distintas jurisdicciones.

Como cada distrito tiene sus propias normas “lo que hacemos es adaptar el sistema a las leyes locales. Por ejemplo: los laboratorios trabajan anonimizando el caso. El genetista que analiza la muestra no sabe a qué caso corresponde, para que no lo influencie, sobre todo en casos mediáticos. El profesional la recibe con un rótulo o información técnica”, relató el ejecutivo.

Pero, según cada normativa local, esa muestra puede llegar sólo con rótulo o sólo con información técnica o con ambas, entonces el software “se puede ir adaptando a cada norma provincial”, destacó el profesional.

El nuevo módulo de GENis es para la identificación de muestras genéticas en situaciones de desastres naturales o tragedias aéreas, que se hizo “en base a los requerimientos que nos facilitó el genetista en jefe de. Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF). Está casi terminado”, adelantó el representante de Baufest.

Al respecto, Herrera compartió que “junto a colegas genetistas y profesionales del EAAF hicimos un ejercicio de simulación en base a una tragedia aérea con 60 víctimas y el GENis fue capaz de identificar a todos los grupos familiares con los supuestos fallecidos”.

‘Es un software público-privado, es un proyecto con un valor social importante para nosotros”, valoró Pérez Puletti.
Para la directora del BNDG “estamos frente a un desarrollo nacional robusto”.