El techo de un patio interno por el que ingresa el personal y los pacientes que concurren a la farmacia del hospital Misericordia se derrumbó durante la madrugada de este martes y quedó reducido a escombros.

Debido a la hora en que se produjo el accidente, no hubo heridos, pero los empleados del sanatorio ubicado en la capital cordobesa denunciaron la “falta de mantenimiento” del edificio provincial.

Varios sindicatos también se hicieron eco de los reclamos sobre las condiciones edilicias del hospital. El delegado de ATE dentro del Misericordia, Roberto Ramos, aseguró en declaraciones radiales que "nunca hubo mantenimiento" por parte del Estado provincial.

Desde la Unión de los Trabajadores de la Salud (UTS) emitieron un comunicado en términos similares respecto al rol que tuvo la gestión del gobernador Juan Schiaretti: "Esta es la verdadera realidad de los hospitales de la provincia", denunciaron desde el gremio y remarcaron que el personal ya habían notificado a las autoridades que "toda la estructura de la parte vieja del establecimiento se encuentra en riesgo".

Los trabajadores y sindicatos sostienen que el derrumbe está vinculado a la ausencia de mantenimiento. Por ejemplo, Ramos recordó que ese sector del edificio comenzó con problemas de "perdida de agua". Sin embargo, aún no se conocen las razones precisas que precipitaron la caída del techo.

Historia del hospital Misericordia 

El centro de atencón médica fue fundado en 1922 por parte de la Sociedad de Beneficencia para atender la demanda de servicios de salud de la población que vivía en los barrios periféricos de la ciudad como Pueblo Nuevo y El Abrojal. Comenzó atendiendo a las mujeres que padecían tuberculosis de Córdoba y otras provincias aledañas.

Hasta la década de 1950, el hospital atendía exclusivamente a pacientes con esta patología infecciosa; pero luego, con los avances de la medicina, la institución se transformó en un establecimiento de medicina general. En marzo de 2011, la Provincia inauguró el nuevo edificio del hospital ubicado frente al original. Sin embargo, la parte centenaria del edificio continúa en funcionamiento.