Más de 450 árboles se plantaron en la ciudad de Buenos Aires desde marzo pasado para acompañar el nacimiento de igual cantidad de bebés, a raíz de un programa del Gobierno porteño que fomenta el cuidado del espacio público y la calidad del ambiente, informaron las autoridades locales.

Un total de 454 familias se inscribieron en la iniciativa denominada "Bienvenido", lo que significó que se plantaran 454 árboles y 300 de ellos ya cuentan con una placa con el nombre del recién nacido.

Con esta acción, la Ciudad busca destacar la importancia que tiene el cuidado de los árboles como patrimonio ambiental y garantía para las futuras generaciones de mayor calidad de vida, minimizando el impacto del desarrollo de las grandes ciudades como Buenos Aires.

El programa brinda además información sobre los trámites y prestaciones que ofrece el Estado a los recién nacidos a través de las comunas, como indicaciones sobre los cuidados indispensables del recién nacido y los centros de salud que ofrecen asistencia pediátrica y para la familia.

Por otro lado, divulga los espacios verdes más próximos identificando cuáles poseen patio de juegos, para favorecer su acceso.

"Celebramos el nacimiento y acompañamos a las familias en esta etapa trascendental de sus vidas, garantizando que las futuras generaciones crecerán en una ciudad más verde y con mejores condiciones ambientales", afirmó sobre la iniciativa el secretario de Atención y Gestión Ciudadana, Facundo Carrillo.

Desde el primer mes de vida, las familias reciben la invitación para apadrinar un nuevo árbol que crecerá al mismo tiempo que el bebé. A través del programa, también se informa a las familias cuáles son los espacios verdes más próximos identificando cuáles poseen patio de juegos, para favorecer el acceso y uso de los distintos espacios verdes de la Ciudad.