El Observatorio de las Violencias de Género Ahora Que Sí Nos Ven dio cuenta de que entre el 20 de marzo y el 24 de mayo ocurrieron 55 femicidios, de los cuales la mayor parte se produjo dentro de la vivienda de la víctima.

Según destacó el Observatorio, a partir de la cuarentena, las mujeres víctimas de violencia de género se encuentran más expuestas, ya que en muchos casos conviven con su agresor.

De los 55 casos registrados, el 84% de los femicidios sucedió dentro de una vivienda; en tanto que tres de cada cuatro ocurrieron en la vivienda de la propia víctima. Además, los autores fueron en el 68% de los casos parejas o ex parejas de las víctimas.

Otros datos surgen del relevamiento y marcan también la actuación de las instituciones: una de cada cuatro mujeres asesinadas había hecho una denuncia previa o contaba con una medida judicial.

Los datos reunidos por la organización indican que

n El 84% de los femicidios ocurrió dentro de una vivienda.

n El 68% de los femicidios fue cometido por la pareja o ex pareja de la víctima.

n Una de cada cuatro mujeres había hecho la denuncia.

"Esto deja expuesto a un Poder Judicial ineficaz ante la violencia machista. Exigimos la actuación con celeridad y perspectiva de género al recibir una denuncia, que se tomen medidas que protejan y prevengan las violencias y controlar que éstas se cumplan efectivamente", indicó el Observatorio, por medio de un comunicado.

En ese sentido, pidió también que se extiendan las capacitaciones establecidas en la Ley Micaela y convocó a continuar "involucrándonos como sociedad y estar atentxs a lo que sucede alrededor".

La Ley Micaela ordena capacitaciones obligatorias en perspectiva de género para todos los funcionarios de los tres poderes del Estado. La norma fue sancionada a fines de 2018 y en el inicio del actual gobierno se generalizaron las política de capacitación. Especialmente, se centraron en que los funcionarios lideraran la presencia en los distintos estamentos de la administración pública. Y se creó el Ministerio de Géneros y Diversidades.

El Observatorio recordó que en cuarentena las mujeres y personas LGBTIQ que estén sufriendo violencia pueden salir de sus hogares para pedir ayuda o denunciar a su agresor, incluso con sus hijos y, si lo desean, acompañadas por una persona.

También pueden llamar a la línea gratuita 144, que funciona las 24 horas todos los días del año, o comunicarse por mensaje de WhatsApp a los números: 112771-6463 y 112775-9047/48.