El Oceanário de Lisboa, en el Parque de las Naciones, volvió a quedar en el podio como el mejor acuario del mundo en los premios Traveller’s Choice 2017, de TripAdvisor.

De las 10.835 calificaciones publicadas en el portal, 7.153 consideran a esta atracción lisboeta como “excelente” y la sitúan en el primer lugar del ranking de las 444 experiencias que hay que vivir obligatoriamente en la capital lusa.

trador del Oceanário de Lisboa, “es para nosotros es un gran orgullo recibir este reconocimiento a nivel mundial, atribuido por nuestros visitantes, nacionales y extranjeros. Nuestra misión es la alfabetización del mundo azul y sensibilizar para la conservación de los ecosistemas marinos”.

Enclavada en un punto neurálgico del sistema, Ciudad del Cabo alberga el Acuario de Dos Océanos, un must sudafricano que se complementa con su clá- sica fauna salvaje. Cuenta con siete grandes sala de exhibición, aunque la gran atracción (no apta para cualquiera) es la posibilidad de bucear con tiburones de dientes irregulares (sólo si se tiene un certificado PADI Open Water).

Meca del lujo y la extravagancia con fines turísticos, Dubai no podía ser menos.

El tanque con 10 millones de litros de agua es uno de los mayores del mundo y acoge a más de 33.000 especímenes acuáticos. Lo mejor es recorrer un túnel de 48 metros que brinda una vista de ojo de pez completa. Como hacer turismo con mirada local.

  • Sin peligro de olas ni mareas

En pleno Times Square, corazón de la “capital del entretenimiento” (como se promociona Nueva York), es posible estar en primera fila de un combate a muerte entre dos pulpos gigantes. No hace falta traje de buzo, ni siquiera saber nadar. Alcanza con pagar el ticket (43 dólares en puerta) de Ocean Odyssey, la atracción digital de última generación pergeñada por los investigores y técnicos de la National Geographic Society