Con los gimnasios cerrados, los parques intransitables y la vida diaria confinada en muchos casos a unos pocos metros, ejercitar el cuerpo es todo un desafío. A la vez, es fundamental para mantener un buen estado de salud y es un aspecto destacado en todas las recomendaciones médicas para estos días de aislamiento obligatorio. El ingenio y la tecnología vienen al rescate para reorganizar nuestra rutina de movimiento.

Muchos gimnasios y estudios de pilates o de yoga están ofreciendo clases virtuales a través de canales como Instagram, una opción valiosa para mantener a los alumnos activos y a los profesores con ingresos. En algunos casos son transmisiones en vivo, en otros comparten ejercicios sugeridos, recurriendo a los elementos con los que contamos habitualmente en los hogares, como mesas ratonas o sillas. Apps de entrenamiento, que en algunos casos son gratuitas aunque sea temporalmente y videos de YouTube son otras de las herramientas.

En cuanto a la cantidad de ejercicio mínimo necesario, Gonzalo Díaz Babio, médico cardiólogo y miembro de la Fundación Cardiológica Argentina señala: "Podemos tomar la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS): 30 minutos por día cinco veces a la semana. Trasladar esto como se pueda a la casa y distribuirlo