La sobrecarga de tareas que habitualmente tienen las mujeres se vio intensificada con la pandemia. Compaginar las tareas de cuidado con los niños en la casa y las ocupaciones laborales fue y sigue siendo un desafío enorme. Lejos de achicar la brecha de género en el trabajo, la expectativa es que la distancia se acreciente.

En vísperas del Día Internacional de la Mujer, que se celebra el próximo lunes 8 de marzo, Adecco Argentina, filial de la empresa líder en el mundo en consultoría integral en Recursos Humanos, realizó un análisis sobre la situación actual de la mujer en el mercado laboral. Para ello utilizó diversos estudios realizados antes de la pandemia y durante la misma.

Algunos de los resultados compilados por Adecco Argentina en los últimos meses revelaron que para más del 70% de los consultados sigue existiendo una brecha salarial importante (a igual posición) entre hombres y mujeres. Casi 6 de cada 10 trabajadores consideran que a igual posición y responsabilidades hombres y mujeres no reciben el mismo salario

El panorama a días de otro 8M no es alentador: casi el 60% de los argentinos cree que la pandemia generará mayor desigualdad.

Con respecto a la búsqueda de la igualdad laboral, más de la mitad sostiene que el Gobierno debería colaborar para alcanzarla. Por otro lado, más del 70% de los encuestadas/os aseguraron que las compañías carecen de protocolos de contención para quienes sufren violencia familiar.

Con relación a los cargos directivos, un 55% remarcó que hay desigualdad en los mismos en favor de los hombres. En tanto que un 45% indicó que sí existe igualdad entre ambos sexos. En una misma línea, un 70% dijo que las mujeres tienen más dificultades para acceder a una posición ejecutiva que los hombres. Aquí es donde aparece el “techo de cristal”, un obstáculo invisible (no registrado en leyes ni códigos) que les impide a las mujeres avanzar para ocupar los puestos jerárquicos más elevados y cuyo resultado es la baja presencia de mujeres en los cargos más altos de la pirámide ocupacional.

 

Multitasking recargado

 

En otro estudio de la consultora se reveló que casi la mitad de los encuestados considera que trabajar con los chicos en la casa es complicado y afecta la productividad laboral. Además, que la mujer sigue a cargo de la limpieza del hogar, mientras que la cocina y las actividades escolares de los chicos se reparten más equitativamente.

Al consultarles quiénes creen que podrán reinsertarse laboralmente más rápido después de la pandemia, para el 49% de los encuestados será igual tanto para hombres como para mujeres. El 30% cree que será más rápido para los hombres, mientras que el 6% para las mujeres. El 15% prefirió no contestar esta pregunta.

Alexandra Manera, Directora de RRHH del Grupo Adecco para Argentina y Uruguay, expresó que: “sin dudas, la pandemia modificó la manera de trabajar y también influyó especialmente en los trabajadores que tuvieron que realizar su trabajo desde el hogar con personas a cargo”. Y agregó: “Está claro que, más allá de los avances, todavía hay mucho trabajo por hacer desde las empresas y el sector público para seguir rompiendo con barreras y estereotipos que hoy en día siguen existiendo”, agregó Manera.