En el marco del Día de la Mujer, es curioso ver la proliferación de charlas y espacios en donde no se pone el foco en las problemáticas que aún tienen las empresas en relación con la equidad.

Aunque cada vez menos, por causas culturales, aún persisten las empresas que buscan hacer "equilibrio" entre el regalo "femenino" y la "charla de género". En esta línea, me parece central hacer un análisis del estado cultural en que se encuentra la empresa: no podemos ir a contramano del momento que está atravesando una compañía, y esto se acentúa en industrias más conservadoras o masculinizadas. Se requiere encontrar un mensaje que realmente pueda generar un efecto en las personas; siempre desde una perspectiva de género. Las charlas cosméticas no tienen sentido si carecen de un marco adecuado a la empresa.

En este sentido, algunos rankings que carecen de perspectiva de género hacen creer a las empresas que ya no tienen materia pendiente. Y no solo a las empresas: también a las personas que forman parte de ellas. Por eso, trato de alejarme de ese tipo de premios corporativos ya que tienen un efecto "iatrogénico" como en la clínica: incrementan los síntomas y dejan tranquilas a las áreas, pensando como en un "check list", donde ya hicimos lo que había que hacer.

Muchas veces son las empresas con culturas más machistas las que más consideran que no tienen "pendientes" en términos de igualdad. Y es que, justamente, si hay algo que es invisible e incómodo, es la desigualdad.

Por otro lado, hay empresas que vienen haciendo esfuerzos sostenidos en materia de políticas y beneficios, sin trabajar creencias culturales como, por ejemplo, aquellas limitantes de las mujeres de la organización. Sin hacer el trabajo cultural necesario, las políticas no alcanzan, y aquellas empresas que lo vienen sosteniendo se están comenzando a dar cuenta.

Las áreas de RR.HH. son un punto clave en el cambio cultural y son las que sostienen modelos mentales y de gestión del talento de un mundo que ya no existe. ¿Qué es seniority hoy? No tienen perspectiva de género y acentúan el problema, generando exclusión cuando sostienen querer ser inclusivos.

Igualdad no es un tema de números: no es alcanzar el 50%. Es la suma de un clima cultural seguro y equitativo para todas las personas. Este 8 de marzo, cualquier empresa ya debería incorporar una mirada de género: el contexto social es alarmante y no somos burbujas aisladas de las problemáticas. La economía de género ya tiene relevancia mundial y en Argentina representa el 16% del PBI, de acuerdo con el Ministerio de Economía.PBI, de acuerdo con el Ministerio de Economía.

Consejos para ir hacia un cambio cultural

  • Generar diagnósticos reales con perspectiva de género sobre cambios son los desafíos en materia de equidad.
  • Involucrar a los líderes.
  • Armado de grupos de trabajo para promover acciones concretas dentro de la organización.
  • Evitar poner "mujeres modelo de éxito". Ese tipo de abordajes carece de un enfoque de género adecuado.
  • Proponer espacios mixtos, no solo dirigidos a las mujeres: la igualdad es un tema que involucra a la sociedad en su conjunto.

* Directora de Bridge The Gap