Con la mira puesta en visibilizar la situación para cambiar realidades, se realizó la primera encuesta latinoamericana sobre diversidad sexual, acoso, violencia y discriminación en el ámbito laboral. Uno de los principales hallazgos es que el 37,2% reconoce haber vivido alguna de estas situaciones por su orientación sexual y/o identidad de género. Este número asciende a 74% cuando se pregunta sobre un listado de experiencias vividas en el último año, entre las cuales figuran la violencia simbólica, violencia institucional, violencia sexual, acoso y violencia física.

Unas 1.584 personas participaron del sondeo que demuestra las realidades que viven las personas LGBTIQ+. La encuesta fue llevada a cabo por Nodos, de Argentina; Integra Diversidade, de Brasil; Sentiido, de Colombia; Nodos México, y MSN Consultorías, de Uruguay, con el apoyo de la Oficina Regional de America Latina y el Caribe de Onusida, y que fue acompañada por 35 organizaciones de toda la región. En este sentido, MSN Uruguay analiza: "Nos importa que se puedan visibilizar las situaciones de discriminación y que puedan salir del silencio."

El estudio señala que los principales responsables de dichas situaciones son los compañeros del mismo equipo (33%) y los jefes/as (23,8%). Además, estas violencias son ejercidas tanto por varones como por mujeres. "Uno de los propósitos fundamentales que ofrece este ejercicio regional es seguir mostrando que hay mucho camino por recorrer en términos de equidad, igualdad y diversidad sexual dentro del ámbito laborar en la región." explica Nodos México.

Se encontró, además, que el 86,3% no realizó la denuncia, y cuando se indaga en los orígenes, se evidencian tres causas: porque la persona no consideró relevante efectivizar la denuncia; porque no hay confianza en el mecanismo que la organización dispone para realizar la denuncia, o por temor a represalias o consecuencias negativas que las personas denunciantes pudieran recibir.

Sentiido, de Colombia, analiza: "La inclusión y la discriminación laboral se deben abordar no solo desde cuántas actividades haga una compañía: también hay que escuchar las voces de las personas que se identifican como LGBTQ y quienes son las principales receptoras de las políticas y la cultura empresarial. Muchas organizaciones están trabajando en políticas de inclusión y diversidad con foco en la población LGTBIQ+. El 35% de las personas encuestadas refirió que sus espacios laborales cuentan con políticas o programas en esta temática. Solamente el 25% se siente representado por ellas.