Mientras en todo el país los jubilados y pensionados debieron permanecer durante horas haciendo fila a la intemperie frente a los bancos para cobrar sus haberes, en aglomeraciones que pusieron en riesgo su salud pese a ser un grupo de alto riesgo frente a la pandemia del coronavirus, algunos municipios como Ensenada o Necochea, entre otros, decidieron organizar operativos para paliar la situación.

Tal fue el caso de Villa Gesell, que montó espacios de espera a cielo abierto con sillas y personal de las áreas de Salud, Seguridad y Tránsito para de esa forma "apoyar la tarea de los trabajadores bancarios", informó la prensa del municipio.

El personal de Defensa Civil se encargó, de esta manera, de brindar barbijos y alcohol en gel a las personas que se acercaron a cobrar, así como de desinfectar constantemente las zonas de riesgo y de hacer respetar la distancia de seguridad. 

Tal como se ve en las fotos del operativo, los agentes de tránsito cortaron calles para de ese modo generar espacio para distribuir las sillas sobre la calzada a una distancia segura entre unas y otras.

Incluso, personal de Desarrollo Social se ocupó de repartir café y facturas para pasar la espera.

El personal municipal brindó asistencia a más de 1.200 personas y anunció que repetirá el operativo sábado y domingo, ya que el Banco Central anunció que las entidades bancarias estarán abiertas durante este fin de semana en todo el país, para descomprimir la situación generada el primer día de apertura de los bancos tras más de dos semanas cerrados por la cuarentena.

Los agentes de seguridad reforzaron durante toda la jornada los controles de acceso a la ciudad y las restricciones de los comercios para que el resto de las personas permaneciera aisladas y no complicaran las tareas de contención.